Escucha esta nota aquí

En Puerto Rico es usual que las familias sean numerosas, que los padres tengan cinco y seis hijos, todos se crían bajo el mismo techo, duermen de a tres en cada cuarto y las mesas de comidas son inmensas. Y todo ello es una belleza, es incomparable, dijo el astro de la música pop latina Ricky Martin (49), al confesar que desea tener más niños y que está listo para ello, pues tiene embriones congelados a los que puede recurrir en el momento que él desee.

Esta semana el cantante apareció en la portada de la revista People en inglés, donde cuenta aspectos de su familia, como que le encantaría llegar a su casa, abrir la puerta y que los niños corran a abrazarlo, como hacía él y sus hermanos cuando llegaba su padre a su hogar en Puerto Rico. "Sí, que rico son esos abrazos fraternos. Pero después, cuando tengo que lidiar con un par de adolescentes, que cada uno quiere cosas diferentes, cuando se tiene que atender a los otros chicos, digo no, con cuatro está bien. Pero ya veremos con mi esposo eso. De todas maneras sí, quiero más gente en mi vida", manifestó.



El intérprete de Vive la vida loca y La copa de la vida está casado con el artista plástico Jwan Yosef y es padre de los mellizos Valentino y Matteo, de 12 año; de Lucía, de casi dos años, y de Renn de un año y dos meses. Viven en Miami, pero tienen también casas en Nueva York, Los Ángeles y San Juan de Puerto Rico, informa el diario La Nación.

Reconoció que los tiempos son diferentes, que no es lo mismo criar hijos hoy que hace 40 años, cuando había menos peligros, las casas eran grandes y había más recursos. Dice que mejor es tener menos chicos, a quienes se les dé mucho amor y buena educación, que muchos a los que se los vea solo algunos días de la semana.

Los hijos del cantante nacieron mediante el método de maternidad subrogada, en la que se alquila el vientre de una mujer, le colocan el óvulo y el esperma ya fecundado, que crece y nace con el cuidado del padre. A Martin no le gusta decir que fue vientre de alquiler, porque le da la impresión de que se está hablando de dinero, y no es así, es traer vida a este mundo, el acto más hermoso que pueda haber, dijo.

Cuenta sobre uno de los pasajes más tristes de su vida, cuando su entonces novia, la presentadora de TV y modelo mexicana Rebecca de Alba perdió a su bebé.

Dijo que ese hecho, a principios de los años 2000, marcó su vida para siempre. "Queríamos tanto tener a ese niño, soñábamos con su carita y estaba todo listo para recibirlo, y Rebecca sufrió un aborto, por lo que también sufrió mucho. Luego nuestra relación se fue deteriorando y el resto es historia conocida", manifestó.

Comentarios