Escucha esta nota aquí

Como el personaje de dibujo animado Sayayín, que tiene mucha energía, así vivió los tres días de mojazón la reina del Carnaval Romy Paz. Nunca se quedó quieta, brincaba de un lado a otro, bailaba con los Chirapas Jrs. y con todos los comparseros que encontraba en su camino.

 Siempre alegre, nunca le negó un saludo, un beso o una foto a nadie. Junto a los coronadores estuvo en su palco situado en la esquina de las calles Ñuflo de Chávez y Chuquisaca. También recorrió algunos lugares del centro de la ciudad, siempre en compañía de los Chirapas Jrs.

Donde llegaba causaba sensación. Todos la recibían con alegría y bailaba al ritmo de la banda. No faltaban los baldazos de agua o manguerazos, algo tan característico del Carnaval cruceño.

La gente estaba feliz solo con verla. Su presencia llenaba de entusiasmo los lugares que visitaba. “Qué hermoso es mi pueblo. Así quería que sea el Carnaval, con la participación de chicos y grande”, dijo Romy Paz.

Y no faltó quien diga “que reinanga la que tenemos".

Bailadora. Romy Paz junto a miembros de su comparsa recorre las calles del centro de la ciudad.

En pleno. Los coronadores Chirapas Jrs. en su esquina carnavalera, donde tenían su escenario y compartieron su alegría con el pueblo carnavalero. Ahí estuvieron los tres días de jolgorio y mojazón