Escucha esta nota aquí

Sarah Ferguson y el príncipe Andrés, duques de York, viven juntos en el Royal Lodge pese a su separación en 1992 y divorcio en 1996. Así lo confirmó la misma duquesa en una cena con periodistas, organizada por el billonario estadounidense Ernie Boch Jr., en la que bromeó sobre el vivir con su exmarido, hijo de Isabel II.

Tras años de rumores sobre su convivencia de forma permanente, Sarah ahora llama a su exmarido “mi príncipe, el más guapo”, tal como se oye en varios videos compartidos en redes sociales por los comunicadores presentes en el acto. “Sí, vivo en Royal Lodge con mi príncipe, que es el príncipe más guapo de todo el mundo”, explicó la madre de las princesas Eugenia –casada recientemente con Jack Brooksbank– y Beatriz de York.

Ferguson, hace años, atribuyó su divorcio a los constantes viajes del príncipe con la Royal Navy y, según contó, incluso tuvo que pasar por su primer embarazo sola porque el príncipe estaba casi siempre fuera del país.

Por la cercana amistad que volvió a mantener la expareja desde hace años se especuló si se casarían de nuevo, el príncipe Andrés lo descartó en 2010 en una entrevista para Daily Mail. “No (nos volveremos a casar). Ambos estamos en un mejor momento, por lo que probablemente podamos seguir siendo amigos tan cercanos”, dijo el príncipe dos años después de invitarla a vivir con él. 

Fue en 2008 cuando Sarah se fue a vivir al Royal Lodge, después de que un incendio devastó su casa, y parece que hasta hoy no buscó otra residencia. “Si no hubiese sido por él (el príncipe Andrés), no tendría casa”, aseguró ella en 2011.

Royal Lodge es una residencia real a cuatro kilómetros del castillo de Windsor que ocupó la Reina Madre, esposa del padre de Isabel II, hasta su muerte, y que desde 2004 es la residencia oficial del duque de York. 

Comentarios