Escucha esta nota aquí

Ser mamá es una experiencia caóticamente hermosa. Así definen muchas mujeres ser madres, pero en muchos casos detrás de eso existe la llamada depresión posparto, un trastorno del estado de ánimo que afecta a las mujeres después de dar a luz.

La modelo fitness Selva Jiménez la vivió en carne propia durante el primer mes de su bebé (Thiago). 

A Selva la afectó la salud de su bebé, que sufría de constantes cólicos y una infección urinaria, y, además, tuvo que enfrentar a uno de los monstruos de su pasado: el peso. 

"Tu cuerpo da un giro de 180 grados. Uno se siente más cansada, no tiene el mismo rendimiento que antes", contó. 

Ahora, la modelo se siente mucho mejor y por eso comparte mensajes positivos para ayudar a otras mujeres que están pasando por lo mismo. 

"No acudí a un profesional; mi esposo, Cristian Méndez, me ayudó en el proceso. Todo el tiempo me hacía sentirme linda o cómoda conmigo misma. Ahora estamos muy bien", reveló. 

También fueron importantes para su recuperación sus más de 40 mil seguidores, que la alientan con sus 'likes'. 

"Tranquila, muchas mamás primerizas pasamos por lo mismo. Sos una buena madre para Thiago", le escribió @andrea.quintanavargas en un post de la maniquí sobre la lactancia materna.

 

Comentarios