Escucha esta nota aquí

“No tengo amigos, son hermanos. Gracias a todos”, decía Guido Náyar. Y sus 150 convidados le respondían con unos aplausos infinitos. Sucedía en Villa Fraterna.

Hasta esa zona llegaron los allegados del cumpleañero para ser parte del cumpleaños 55 del hombre que retornó a Santa Cruz de la Sierra después de 10 años.

Guido fue abrazado varias veces por sus invitados de la fraternidad Mosqueteros, del colegio Marista, del Grupo Ganadero y del Club de Tenis. Todos se sirvieron chivo a la cruz y chancho.


Posando. Todos los familiares del cumpleañero

 En la cita. Remer Antelo, Gary Áñez y Víctor Hugo Limpias

Comentarios