Escucha esta nota aquí

Son como dos gotas de agua y, aunque cada una tiene una personalidad distinta, poseen los mismos valores y sentimientos que las unen como si fueran un solo ser. Afirman que si una está feliz, la otra también, y si una se enferma, el dolor también es compartido.

Ellas son Elena y Elenis Rocha, las gemelas que se abren paso en el modelaje, con la simpatía elevada al cuadrado.

Almas gemelas

Ambas miden 1.55 m. y llevan el pelo rubio sobre los hombros. Resulta difícil identificarlas, solo las diferencian los tres diminutos lunares que Elena tiene en el rostro. Y justamente por eso, guardan una serie de anécdotas de personas que las confunden por su gran parecido.

Basta compartir cinco minutos con ellas para definir sus personalidades tan distintas. Elena es más vanidosa y conversadora; mientras que Elenis es más tranquila y algo tímida.

De igual manera, cada una tiene un estilo propio. A Elena le gustan los vestidos y la ropa ajustada; y Elenis, lo opuesto, opta por los pantalones jeans y la ropa más holgada.

“Nuestra madre nos vestía iguales hasta los 14 años. Ahora solo nos uniformamos para nuestros cumpleaños y en ocasiones especiales”, dicen al unísono.

Y a pesar de ser tan diferentes, sienten que ambas se complementan y mantienen una relación única. “Somos hermanas y mejores amigas. Si ella está feliz yo también y si una está triste, podemos presentirlo”, comenta Elena.

Se confiesan admiradoras de su madre, Lidia Rocha, pues cuentan que le tocó asumir la maternidad a los 17 años y cumplió el rol de padre también.

“Aunque muchas personas le dijeron que no podría salir adelante con dos bebés, su amor fue más fuerte y logró criarnos de la mejor manera y también graduarse como profesional. Ahora lucha por vernos realizadas y no la vamos a defraudar”, añade Elena.

Con sueños

Elena eligió la carrera de Administración de Empresas y Elenis, Ingeniería Comercial. Ambas cursan el segundo semestre, en la Utepsa. Allí no solo se destacan por su parecido, sino también por sus buenas notas.

Elena sueña con ser actriz y ama el teatro. Elenis anhela convertirse en una destacada empresaria y está escribiendo un libro de superación personal. “Quiero llegar a chicas de mi edad para ayudarlas a superar sus problemas emocionales, como la depresión”, explica.

Fue hace seis meses cuando ambas descubrieron su gusto por el modelaje y afirman que piensan explotar su talento por partida doble. Prefieren el modelaje de catálogo y esperan llegar lejos en esta área.

Comentarios