Escucha esta nota aquí

Una vez se puso una corona y saltó sobre una carroza transformada en la reina de la fiesta grande. En otra ocasión se puso un sensual biquini y posó como una maniquí. Después alzó unas mancuernas, sudó y se convirtió en una fisiculturista. Y también tomó impulso, saltó y fue campeona de atletismo. Ella es la versátil Vania Andrea López Ribera. Nació multifacética.

Todas las caras

Montero. Tenía 16 años cuando empezó a trabajar como modelo y rápidamente llamó la atención por su disciplina y su figura trabajada. En 2013 la coronaron como reina del Carnaval de su pueblo y un año después resultó elegida soberana del club Guabirá. En 2015 reinó para los Taitas. Fue entonces cuando su vida dio un giro y descubrió otra faceta.

La morena se interesó en las competencias fitness. Se alejó del modelaje y cambió su figura natural por unos músculos marcados. “Mejoré mis hábitos alimenticios y acompañé el cambio con mucho entrenamiento. Fui campeona cuatro veces”, cuenta. También ganó un campeonato nacional de salto triple y salto largo. El deporte definitivamente se volvió parte de su vida.

Hizo un curso para ser entrenadora personal y hoy da clases desde las 6:00 en un gimnasio.

Paralelamente a sus actividades deportivas estudia Ingeniería Industrial y solo le faltan tres materias para culminar su carrera.

Todos sus logros se los dedica a su hermano mayor, Miguelito, que tiene parálisis cerebral y que es su mayor fan.

Nuevos aires

A los 27 años decidió volver al modelaje y ya dio el primer paso: participó de varias sesiones de fotos para renovar su book.

Dice que los reinados no le llaman la atención. El modelaje publicitario es lo suyo, pero no cierra las puertas a ninguna oportunidad que se presente. Le gustaría ser maniquí en la Expocruz.

“Las modelos no tienen fecha de caducidad. No existen normas cerradas”, dice. Apoya a las modelos curvy, siempre y cuando no se vea comprometida su salud. “Me encanta que tengan un espacio y me parecen valientes”, comenta.

Por su parte, solo una cosa la haría alejarse de las pasarelas: “Solo lo dejaré cuando sea madre, porque me gustaría dedicarme a la familia”. Eso sí, le encantaría compartir una tierna sesión de fotos con sus hijos. Algún día lo hará.

Revela que está enamorada y comprometida, pero aún no tiene fecha para llegar al altar. Esa será una nueva faceta en su vida.

Nueva etapa. Considera que es un buen momento en su vida para modelar
Campeona. Se destacó en cuatro certámenes fitness en Santa Cruz

Tags

Comentarios