Escucha esta nota aquí

La lluvia que cayó la noche del sábado apagó el incendio que amenazaba la reserva natural de El Palmar, en el municipio de Presto, Chuquisaca. Este área protegida se caracteriza por ser hábitat del oso andino o jucumari.

Las autoridades iniciaron las investigaciones para dar con las personas que iniciaron el fuego, el cual estuvo activo durante una semana. "Estamos sorprendidos por el incendio, porque ha sido en un área donde constantemente se trabaja por la protección de los montes a cargo de los guardaparques (...). Se han iniciado las investigaciones para dar con los responsables", dijo a la agencia ABI el responsable de la Unidad de Turismo de ese municipio, Emiliano Flores.
  
Por su parte el responsable de la Unidad de Riesgos del municipio de Presto, Diego Núñez, aseguró que los incendios se iniciaron en los pastizales cercanos al área de las Palmeras.
  
"Ha sido provocado por la mano del hombre, no son áreas de cultivo, hay pocas parcelas y más bien son montes donde vienen a dejar ganado para pastar. Sobre todo se han afectado pastizales", explicó Núñez.
   
El Palmar es un bosque de palmeras que está ubicado en una profunda quebrada y los incendios se iniciaron en los pastizales del otro lado de los cerros, que no son aptos para cultivo, por lo que se descarta que los incendios hayan tenido la finalidad de "chaquear" para ganar áreas de sembradío.
   
Las autoridades tienen identificados a los sospechosos, toda vez que los guardaparques divisaron a comunarios del poblado de Joya Charal, desplazándose en las zonas afectadas.
   
En ese marco, 20 personas, entre voluntarios del SAR de Potosí, guardaparques y funcionarios de la Alcaldía, trabajaron durante una semana en la sofocación del fuego.
  
Chuquisaca registra 300 focos de calor y al menos 15 municipios afectados por los incendios y las sequias. Otros departamentos que también concentran focos de calor son Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando.