Escucha esta nota aquí

El aumento de casos positivos por coronavirus en Sucre, la capital chuquisaqueña, obliga a las autoridades a un nuevo encapsulamiento que entró en vigencia desde este viernes 7 de agosto en un contexto en el que el nivel de riesgo en la ciudad se califica como 'Alto' por las autoridades de Salud.

El crecimiento exponencial en la curva de contagios (a Sucre se le atribuyen 2.050 de los 2.436 casos confirmados en el departamento) llevará a que esta figura de encapsulamiento se extienda hasta el 9 de agosto, apuntando  a que las brigadas médicas del municipio realicen un control en la ciudad, que alcanza casi 200 fallecidos. 

La alcaldesa Rosario López señaló que se restringe el ingreso y salida de personas, lo que significa que quienes planeaban viajar o moverse por el municipio tendrán que esperar hasta la próxima semana. También se prohíbe la circulación las 24 horas del día.

Oficinas públicas, bancos, mercados, supermercados y servicios de delivery no operarán, salvo establecimientos esenciales como farmacias y hospitales, de acuerdo el reporte.

En días pasados, las autoridades de Salud manifestaron que, de acuerdo a cifras extraoficiales, se estima que hay al menos 17.000 personas contagiadas por coronavirus y se tendrá un mejor panorama sobre la expansión del virus con las brigadas médicas, siendo necesario que la gente permanezca en sus casas.