Escucha esta nota aquí

La jueza Ximena Mendizábal que emitió una resolución de libertad para el líder de la Resistencia Juvenil Cochala, Yassir Molina, deberá cumplir la sanción de suspensión de funciones por un mes sin goce de haberes, dispuesta por el Consejo de la Magistratura que activó un proceso de hace casi cuatro años, debido a que la Sala Constitucional Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca denegó este lunes la acción de amparo con la que ella pretendía dejar sin efecto la sanción en su contra.

Arturo Yáñez, abogado de la jueza Mendizábal, dijo que la denegación de tutela se constituye en un “escarmiento” para los jueces que fallen en contra del Estado en procesos de interés político.

“Es una muestra más de que hay toda una infraestructura en contra de la jueza Mendizábal independiente y de otros, es como un mensaje para los jueces para que no sean independientes en esos casos de relevancia política porque van a ser escarmentados por todo el sistema”, advirtió.

Yáñez explicó que la jueza solicitaba que se deje sin efecto las decisiones de ejecución de la sanción de suspensión porque la resolución es “arbitraria” y vulnera el debido proceso.

“El tema de fondo es si los jueces tienen las garantías reforzadas para ejercer su independencia en estos casos muy evidentes de intervención política”, remarcó.

Mendizábal resolvió que Yassir Molina se defienda en libertad dentro de un proceso penal en su contra, unos días después, el Consejo de la Magistratura “desempolvó” un proceso disciplinario que establece una sanción de un mes de suspensión sin goce de haberes a la jueza. Otros vocales ordinarios enviaron a prisión a Molina quien ahora está recluido en el penal de San Roque de Sucre.

Comentarios