Escucha esta nota aquí


 El Gobierno argentino aún no autorizó la apertura de los pasos fronterizos con Bolivia y mantiene cerrado el ingreso a ciudadanos de localidades bolivianas para realizar actividades comerciales.


Persisten los controles por efectivos de Gendarmería y la Policía provincial de Salta (Argentina) entre los límites Bermejo – Aguas Blancas y Yacuiba – Salvador Mazza.


El jefe de la Comisaría de la localidad de Aguas Blancas, Marcelo Magriña, dijo que el cierre fronterizo con ambas localidades continuará hasta que pase la pandemia del Covid-19 y no recibieron nuevas instrucciones de autoridades superiores.


Agregó que continúan los controles por parte de efectivos de la Gendarmería Nacional y de la Policía provincial que impiden el acceso de bolivianos por pasos ilegales. “Por los patrullajes y  el sobrevuelo dos veces al día por el helicóptero del Ejército argentino se redujo en un 90% el ingreso de bolivianos, aunque algunos logran entrar, pero después son detenidos y repatriados entre 5, 15 o 20 al día desde Aguas Blancas”, indicó Magriña.

Entre los gremiales de Bermejo y Yacuiba existe desesperación por no poder ingresar a territorio argentino para internar legalmente productos alimenticios destinados a abastecer el mercado interno y comercializarlos a bajos precios.


El secretario ejecutivo de la Federación de Gremiales de Bermejo, Freddy Rueda, lamentó que las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores del país no hayan concretado el corredor de intercambio comercial que plantearon hace tres semanas.

Queremos que la Cancillería boliviana se preocupe por nuestra situación porque nuestros asociados arriesgan sus vidas en el lado argentino, donde gendarmes los estropean, golpean o disparan con balines de goma. En Perú y Brasil reabrieron sus fronteras”, expresó Rueda.


Las autoridades municipales de Aguas Blancas y Salvador Mazza no abrirán la frontera con Bolivia mientras no tengan la autorización del Comité Operativo de Emergencia (COE) de Salta que, por ahora, ve la imposibilidad de hacerlo debido al aumento de contagios por Covid-19.