Escucha esta nota aquí

El presidente de la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) de Tarija y representante guaraní, Nicolás Montero, planteó que la marcha de los indígenas de tierras bajas continúe hacia la ciudad de La Paz si las autoridades gubernamentales no atienden sus demandas.

Los indígenas marchan en defensa de las tierras y los bosques que componen su hábitat ante los avasallamientos, la desatención gubernamental por la ausencia de políticas públicas y la vulneración de sus derechos.

Montero afirmó que la caravana indígena es una reivindicación similar a la que se realizó en 1990, cuando él fue protagonista junto a otros líderes.

"Particularmente, considero que no es adecuado hacer una marcha hasta Santa Cruz. Debería ser hacia a La Paz, donde está la sede del Gobierno central", dijo el asambleísta de origen guaraní a EL DEBER.

Sin embargo, Montero indicó que los líderes de la caravana indígena asumirán una decisión en la capital cruceña, en caso de que las demandas no sean atendidas satisfactoriamente por las autoridades gubernamentales.

La marcha indígena, que ya lleva 27 días, se detuvo este lunes en la comunidad Los Ángeles y no avanzó hacia la localidad de San Julián debido a un acto político del Movimiento al Socialismo (MAS) para inaugurar un tramo carretero, con la presencia de Luis Arce.

El subgobernador de la provincia Ñuflo de Chávez, Daniel Velásquez, acompaña la caminata de los indígenas de tierras bajas que partieron el 24 de agosto pasado.

Velásquez señaló que la marcha es pacífica y la realizan con el derecho que tienen a manifestarse y así lo deben entender las autoridades y la población boliviana.

Comentarios