Escucha esta nota aquí

La cantidad de basura espacial detectada en la órbita de la Tierra es una preocupación y amenaza con saturar las órbitas bajas de satélites activos, advirtió el director del Observatorio Nacional Astronómico de Tarija, Rodolfo Zalles.

El centro astronómico opera desde Santa Ana La Cabaña, en el valle tarijeño, y forma parte de la Red International Scientific Optical Network (ISON).

Zalles dijo que la basura espacial puede colisionar y destruir los satélites activos que rotan alrededor del planeta.

"(la basura) No deja de crecer, allá donde va el ser humano deja basura, en un desierto, en las montañas más altas o en el espacio, esa basura con el tiempo se transforma en un problema", afirmó el astrónomo.

Según datos del Observatorio Astronómico, cada año se ha descubierto un promedio de 4 fragmentos de basura espacial que son catalogados y posteriormente se les hace un seguimiento desde otros observatorios para conocer su comportamiento y su órbita.

"Los resultados de estas observaciones se procesan en el Instituto de Matemática Aplicada de la Academia de Ciencias de Rusia para su uso con fines científicos y aplicados, donde está incluido el análisis de riesgo de colisión hacia satélites activos", indicó Zalles.

Asimismo, mencionó que en países involucrados en temas espaciales se desarrollan algunas técnicas para su eliminación, como disparos con láser, arpones, enormes bolas de espuma, ráfagas de aire, cables conductores, velas solares y brazos robóticos para recogerlos.

El Observatorio Nacional Astronómico de Santa Ana, que celebró 38 años de vigencia en abril pasado, está dentro de 20 observatorios de diez países que se organizaron para detectar, monitorear y rastrear objetos en el espacio.


Comentarios