Escucha esta nota aquí

El coronel Aníbal Rivas apelará  ante el Tribunal Disciplinario Superior de la Policía Nacional para revertir su baja luego de no respetarse el debido proceso, ni el procedimiento jurídico investigativo de la Ley 101 del Régimen Disciplinario. Rivas también prevé presentar un amparo constitucional, ya que está a meses de cumplir 30 años de servicio activo.

"Corresponde apelar porque no estoy de acuerdo con la decisión. Yo debía salir absuelto porque no se ha demostrado absolutamente nada. He perdido una batalla y puedo perder dos batallas, pero no la guerra y la voy a ganar porque estoy con la verdad. Incorporaron pruebas que no fueron recabadas en forma lícita y con un Tribunal completamente parcializado, donde no hubo igualdad jurídica", expresó Rivas a EL DEBER.

El oficial fue cesado en sus funciones por un Tribunal Disciplinario Departamental de la institución del orden el sábado pasado por el presunto motín policial en la ciudad de Tarija en octubre de 2019.

A su criterio, además de que no existen las suficientes pruebas, con la baja pretenden impedir que cumpla los 30 años de servicio activo en la Policía Nacional.

"Me están perjudicando en cuanto a mi jubilación y beneficios sociales. Eso es maldad y algunos malos camaradas se han prestado para este tipo de acciones, qué les habrán ofrecido", lamentó Rivas.

Lea también

Comentarios