Escucha esta nota aquí


En el departamento de Tarija persiste la meseta de contagios por Covid-19 debido a que una parte de la población cumple medianamente las normas de bioseguridad y otro sector dejó de hacerlo, afirmó la jefa de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Claudia Montenegro.

Según Montenegro, a causa de este comportamiento se reportan entre 20 y 30 casos positivos por día durante varias semanas.

“La población está cumpliendo medianamente y hay otros que no cumplen con las normas de bioseguridad. Por eso nos estamos preparando para una segunda etapa (rebrote) que podría darse”, dijo la epidemióloga a EL DEBER.

El distanciamiento social es el que no se acata en las calles como sucedió este miércoles con una masiva concentración de personas en la plaza principal Luis de Fuentes.

A esto se suma el hecho de que las personas dejaron de usar los barbijos.

Esta enfermedad (Covid-1)) no tiene parámetros de cuándo puede generar rebrote, no podemos decir en enero o febrero. Es impredecible y depende del comportamiento de la población”, indicó Montenegro.

Frente a esta situación, la epidemióloga agregó que el Servicio Departamental de Salud lleva adelante una vigilancia activa de la pandemia, pese a que las tasas de letalidad y mortalidad son muy bajas en la actualidad.

A la fecha se acumularon 16. 416 casos positivos por Covid-19 en el departamento de Tarija, de los cuales 13.035 personas lograron recuperarse, 2.991 personas continúan activas con la pandemia y 390 fallecieron.