Escucha esta nota aquí

Algunos políticos tarijeños cuestionan la candidatura de la presidenta, Jeanine Áñez, en los próximos comicios a desarrollarse el 6 de septiembre y le sugieren que decline su participación para fortalecer el bloque opositor al Movimiento Al Socialismo (MAS).

El expresidente del Comité Cívico de Tarija Teodoro Castillo, dijo que las denuncias de corrupción desgastaron la imagen de Áñez en los últimos meses y que, por eso, debería dimitir a su candidatura para las elecciones generales.

“Si realmente ama al país, debería renunciar a su candidatura, a fin de buscar la unidad de la oposición para enfrentar (al MAS) con más posibilidades de ganar en las urnas”, expresó Castillo.

Por su parte, el exdiplomático Pablo Canedo ve suficientes razones para que Áñez reflexione y de un paso al costado. “Hay momentos en la vida de los políticos en los que deben elegir para pasar a la historia por su desprendimiento o por su ambición”.

Edwin Rosas, candidato a diputado por la agrupación Comunidad Ciudadana, de Carlos Mesa, coincide con Canedo, al mencionar que la presidenta Áñez se olvidó que el mandato que le dio el pueblo boliviano era para convocar a elecciones y no para ser candidata.

“Áñez parece que se emborrachó de poder y se rodeó de políticos que le hicieron cometer errores, ya que en los ocho meses no hizo ni lo uno ni lo otro. Tiene que hacer un análisis interno para asumir la renuncia o de lo contrario, pasará a la historia como el peor gobierno transitorio”, afirmó el exdirigente vecinal.

La candidata a diputada por la agrupación política Juntos, Marcela Guerrero, sacó la cara por Jeanine Áñez e indicó que la presidenta se ha preocupado por el bienestar de los bolivianos con el pago de bonos para que la gente sobreviva en medio de la pandemia del Covid-19.

A su criterio, la gestión de la presidenta se ha fortalecido con el lanzamiento del plan de reactivación de la economía y de empleo en Bolivia.