Escucha esta nota aquí


Asegurados de la Caja Nacional de Salud (CNS) en Tarija, la mayoría mujeres con dolencias de cáncer, denunciaron trabas para la programación de cirugías desde hace un mes y medio en el hospital Obrero.


“Se cancelaron (las cirugías) porque el jefe de Cirugías del hospital (Renán Antelo) no deja que nos opere el doctor Juan Seborga, pues argumenta que no es cirujano oncólogo, cuando tiene su título de la Universidad de México”, dijo Cristina Bazán, una de las afectadas.


A esta denuncia se sumó Elsa Murguia, al expresar su desesperación por las trabas que ponen, lo que hace demorar una cirugía, poniendo en riesgo su vida.


Murguia es oriunda de Yacuiba y fue transferida a la Caja Nacional de Salud en la ciudad de Tarija. Me transfirieron al oncólogo y Seborga ha solicitado para que me operen, pero le ponen trabas. Cómo es posible, no les entiendo, son inhumanos”, manifestó.


El médico aludido por las denunciantes optó por no dar su versión, ya que no contestó al llamado a su celular ni respondió por WhatsApp después de enviarse las preguntas.


Maribel Vilte es otra de las aseguradas que ha sido afectada y tuvo que irse a la ciudad de Sucre para continuar con el tratamiento de cáncer, asumiendo el costo económico de manera particular fuera de Tarija.


Vilte afirmó que junto a su familia hacen los esfuerzos después de las trabas que le pusieron para no derivarlo a otro hospital de la Caja Nacional de Salud (CNS) debido a la complejidad de la dolencia que lo aqueja.


Las mujeres denunciantes padecen cáncer de útero y de mama, que necesitan de cirugías para evitar complicaciones a futuro.