Escucha esta nota aquí

El gobernador Adrián Oliva dio no reactivo a la prueba rápida por el Covid-19 que se le hizo este jueves en el laboratorio de biología molecular del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Tarija.

Oliva llegó temprano al lugar para someterse a la referida prueba, que forma parte del inicio de la campaña del testeo masivo a grupos vulnerables, como autoridades, funcionarios públicos, trabajadores en salud y de la prensa, policías, militares y comerciantes, quienes se exponen debido a sus labores de rutina.

No debemos tener miedo a realizarnos la prueba rápida que nos ayudan a actuar a tiempo y salvar vidas. Es responsable hacerlo para ayudar a los demás porque aislamos rápido al que está enfermo y evitamos que pueda contagiar”, dijo el gobernador.

El Servicio Departamental de Salud dispone de más de 6.000 pruebas rápidas para el testeo en personas de sectores que están expuestos al Covid-19 por sus actividades.

La campaña masiva abarcará en todo el departamento de Tarija como medida de prevención para frenar la expansión del coronavirus, que hasta el momento ha reportado 19 casos positivos, con tres decesos, siete recuperados y nueve activos en tratamiento.

El director del Sedes, Paúl Castellanos, afirmó que el testeo masivo permitirá la detección y el aislamiento oportuno de posibles casos confirmados por laboratorio de Covid-19 para ser tratados y evitar el contagio.

Castellanos pidió la colaboración de las personas de grupos vulnerables y no temer para que se hagan las pruebas rápidas.

Cuarentena dinámica

Por otra parte, el gobernador Oliva y los alcaldes del departamento de Tarija, a través de una reunión online, decidirán en las próximas horas si Tarija ingresa a una cuarentena dinámica desde el 1 de junio, con la aplicación de estrictas medidas de bioseguridad.

Con sus equipos técnicos, las autoridades evaluarán las condiciones y definirán a qué sectores se liberarán.

“Se va levantar la cuarentena total en aquellos sectores que pueda controlarse el Covid-19, que pueden aplicarse las medidas de bioseguridad y se cumplan. Y no vamos a levantar en sectores que no se pueda, tiene que haber el compromiso de sus representantes y de sus afiliados para que se acaten porque queremos evitar el contagio masivo”, expresó Oliva.

El presidente del Colegio de Economistas de Tarija (CET), Saúl Aramayo, afirmó que la actividad económica debe reactivarse gradualmente tomando en cuenta las medidas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En su criterio, la industria manufacturera, la agricultura, la construcción y los servicios financieros, además de la Universidad y la parte administrativa de las entidades subnacionales para trámites, son los sectores muy importantes para la economía departamental.

La Gobernación y el sector gremial avanzaron en la elaboración de un protocolo de bioseguridad que permita reactivar sus actividades económicas después de cuatro reuniones técnicas.

"En caso de entrar a una cuarentena dinámica, el sector gremial está preparado para ingresar de manera ordenada con solo el 50 % del total de sus afiliados para ir alternando, es decir, ellos se intercalarán entre lunes, miércoles y viernes y la otra semana martes y jueves, siendo esto lo básico de algunas medidas que el mismo sector presentó de forma voluntaria", afirmó el presidente del COED, Ember Montellano.



LEA TAMBIÉN

PAÍS

Tarija inicia testeo masivo de coronavirus con pruebas rápidas

El departamento cuenta con 6.200 pruebas rápidas para aplicarlas bajo un criterio médico, según informó el gobernador Adrián Oliva