Escucha esta nota aquí

Al menos cuatro derrumbes de magnitud se reportaron a lo largo de la carretera Tarija - Canaletas - Entre Ríos y Palos Blancos a causa de las intensas lluvias que se han registrado en esa región, informó el secretario ejecutivo de la Federación Departamental del Autotransporte, Damián Castillo.

Según el dirigente, se constataron deslizamientos de rocas y lodo en las zonas de Canaletas, San Simón, Lomas Blancas y Tapekua en una inspección que realizaron ayer en medio de las lluvias.

"Esta carretera es la más conflictiva durante la época lluviosa y los transportistas debemos conducir nuestros vehículos con el Jesús en la boca para que no nos caigan rocas de los cerros. como le sucedió a una camioneta en Lomas Blancas. Ahora están transitando por variantes del antiguo camino", dijo Castillo.


Los transportistas temen por su vida ante el deslizamiento de rocas

El otro tramo vial de mayor riesgo por derrumbes está localizado en la zona de El Angosto, una ruta de tierra y ripio que está al borde del río Pilcomayo.
Los referidos tramos forman parte de la carretera que conecta a Tarija no solo con Villa Montes y Yacuiba, sino también con Santa Cruz.

Castillo indicó que al presidente de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Henry Nina, se le pidió destinar más fondos económicos para el mantenimiento de rutas en la época lluviosa.

El titular de la entidad inspeccionó el estado del tramo Canaletas - Entre Ríos y autorizó los trabajos de limpieza y mantenimiento tras el traspaso por parte del Servicio Departamental de Caminos (Sedeca), dependiente de la Gobernación de Tarija, aunque resta la entrega de documentación técnica.

"Vamos a priorizar el mantenimiento de esta carretera que fue abandonada. El presidente Luis Arce nos dio el mandato para atender las emergencias por los desastres naturales", afirmó Nina.

Comentarios