Escucha esta nota aquí

Es hija única, y su papá, Osmar Mollo, quedó desvinculado de PromPerú por la pandemia, justo cuando llevaban 9 meses acostumbrándose a su nueva vida en el país vecino. Volvieron a Yacuiba, la tierra natal del papá y desde ahí la cruceña Nicole Mollo sigue con el mismo ímpetu y sueño de siempre: jugar ajedrez.

Las salidas acompañando a su tío Jhon Mollo a ver las partidas de ajedrez calaron en su mente y en su corazón. Y ahora, con tan solo 9 años quiere seguir acumulando las medallas y los títulos que tiene su tío, quien es también maestro FM y su entrenador. 

Tras avanzar a la fase final del Mundial Infanto- Juvenil Online de ajedrez, la cruceña Nicole Mollo intensificó a partir de este lunes su preparación para llegar con mejores perspectivas de alcanzar el título del certamen.

 Hace apenas cinco días retornaron a Bolivia, en donde  el papá, ingeniero electrónico en sistemas y la mamá, maestra, piensan buscar trabajo para volver a establecerse. De momento, están apoyando en el negocio familiar que es relacionado a la hotelería.

"Mi hermano menor iba  a torneos nacionales y se la llevaba a ver las partidas, de ahí empezó a involucrase con el ajedrez. A los 3 años el regalo de su abuela, que fue un tablero, fueron el puntapié de su pasión", cuenta el papá. Dice que Nicole vio los títulos de su tío y que les manifestó a todos que ella quería tener sus propios logros y medallas. 

Con tan solo 3 años le hablaba a las piezas de ajedrez y jugaba con ellas, y a los 5 aprendió a leer y escribir, porque su mamá es maestra de profesión. 

Su destino parece haber estado ya señalado, pues en la familia Mollo hay cuatro ajedrecistas. 

Nicole ahora entrena 6 horas en lugar de las 4 a 5 que invertía para participar en los torneos internacionales en Sudamérica.

“Me siento bien por haber conseguido el pase a la fase final del torneo mundial online y quiero ser campeona para representar a Bolivia en otros campeonatos”, expresó la ajedrecista en contacto con EL DEBER.

La niña no descuida su entrenamiento bajo la supervisión de su tío Jhon Mollo, porque sabe que tendrá rivales fuertes en la siguiente instancia en la categoría Sub-10 que controla la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE).

La final se disputará del 19 al 22 de diciembre y Nicole junto a los representantes de América serán sorteados para conocer a sus rivales mundiales, cuya modalidad será de eliminación directa hasta llegar a la definición del título.

Estamos felices y contentos por el logro de mi hija, este es el resultado de varios años de dedicación al ajedrez con perseverancia y mucho esfuerzo en el entrenamiento”, afirmó el padre de la campeona sudamericana y panamericana Sub-8.

Nicole fue la única representante boliviana en conseguir el pase a la final del torneo mundial con (5.5pts) de las 7 rondas.

Comentarios