Escucha esta nota aquí

El Observatorio Astronómico de Santa Ana, distante a 15 kilómetros de la ciudad de Tarija, está a punto de paralizar sus actividades si no se incrementan y desembolsan oportunamente las transferencias económicas para su funcionamiento y mantenimiento, según reveló el director de ese centro, Rodolfo Zalles. El presupuesto asignado de Bs 799.000 es insuficiente para su manutención anual.

De ese monto total, Bs 460.000 están destinados a servicios personales (salarios, bonos de antigüedad, aguinaldos, asignaciones familiares y previsión social) y Bs 339.000 para el mantenimiento del Observatorio Astronómico.

Zalles afirmó que el monto es escaso para mejorar la infraestructura, dotar de nuevo equipamiento, ampliar la difusión de la ciencia astronómica a todo nivel y proyectarlo al turismo científico.

"Si la situación no mejora en lo que se refiere a los recursos económicos para el funcionamiento y mantenimiento del observatorio, llegará un momento en que no se podrá pagar salarios al personal, ni los servicios básicos. Entonces, se tendrá que paralizar las actividades y después lamentar el cierre por la incomprensión de las autoridades de la Gobernación", advirtió.

Si la situación no es revertida, se privará a Tarija y al país del único Observatorio Astronómico y Planetario en Bolivia que hace poco celebró 37 años de vigencia desde 1984, cuando inició oficialmente las investigaciones bajo  administración del Observatorio Principal de la Academia de Ciencias de Pulkovo (exURSS).

El sostén económico ruso se mantuvo hasta 1990 y después pasó a depender del gobierno central que transfirió esa responsabilidad a la exPrefectura de Tarija que se transformó en la actual Gobernación desde 2010.

"Tenemos esperanza en que las nuevas autoridades  sean diferentes a las anteriores, valoren lo que tenemos y apoyen el funcionamiento y el desarrollo del Observatorio Astronómico", confió Zalles.

El astrónomo agregó que en la gestión de las autoridades salientes de la Gobernación se tuvo que recurrir a presiones como paros y huelgas de hambre para concretar las transferencias económicas para el Observatorio.

Comentarios