Escucha esta nota aquí

Las pisadas de los dinosaurios descubiertas hace más de un año están en el olvido y con el riesgo de su deterioro gradual a consecuencia de los derrumbes de rocas en la localidad de Entre Ríos (Tarija).

Se constató que los deslizamientos cubrieron las huellas en una parte del lugar aledaño al camino. El sector denominado Cañón de Santa Ana también puede correr con la misma suerte si no se encara la protección.

El concejal del municipio de Entre Ríos, Rodrigo Altamirano, lamentó que las anteriores autoridades no hayan priorizado su conservación.

"Hubo una dejadez absoluta y lo único que hicieron las autoridades salientes, cuando se descubrió, fue un show político, hablaban que iban hacer y después no pasó nada más allá de sacarse fotos", criticó Altamirano tras verificar el olvido de ese patrimonio paleontológico.

Ante esta realidad, el concejal afirmó que enviaron una carta a la ministra de Culturas, Sabina Orellana, para que visite la zona y se coordine labores de preservación de las huellas de dinosaurios. Agregó que esperan su arribo porque el objetivo es impulsarlo como un atractivo turístico junto a otras potencialidades que existen en la provincia O´Connor.

Las más de 300 pisadas de dinosaurios fueron descubiertas a comienzos de septiembre de 2019 en cercanía de la localidad tarijeña.

El geólogo Gustavo Méndez reafirmó que pueden ser las más antiguas de Bolivia porque se encuentran en la formación Castellón del Jurásico Superior, perteneciente a la Era Mesozoica que data hace 150 millones de años. Méndez sustenta esta estimación después de realizar en agosto del 2020 un trabajo de campo junto al topógrafo Marco Mamani para la delimitación de las formaciones geológicas.

Comentarios