Escucha esta nota aquí


Pese al cierre fronterizo en la Argentina, se descontroló el ingreso de personas del lado argentino para realizar compras y el cobro de bonos en las ciudades bolivianas de Bermejo y Yacuiba.

Según el secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Gremiales de Bermejo, Freddy Rueda, los argentinos ingresan por pasos ilegales y después cruzan a bordo de los gomones (barcas artesanales).

Agregó que hacen filas en algunos días para cruzar al lado boliviano  y hoy se redujo por la crecida del río.

La presencia de argentinos en Bermejo se incrementó gradualmente por las fiestas de fin de año para comprar al por mayor ropa interior y de cama, zapatillas, juguetes y electrodomésticos que son revendidos en su país.

El jefe de la Comisaría Policial de Aguas Blancas, Marcelo Magriña, confirmó el descontrol del ingreso de personas de ambos lados por ese paso fronterizo.

“Es un trabajo en conjunto que tienen que realizar Gendarmería con la Fuerza Naval que se encargan del control de la zona. De ambos lados no hay control, tanto de Bolivia porque dejan trabajar los gomones o chalanas y del lado argentino dejan que hagan pie en la orilla del río”, mencionó.

El descontrol también se registra por el paso fronterizo entre Yacuiba y Salvador Mazza, donde argentinos y bolivianos utilizan al menos 60 pasos ilegales para cruzar el límite fronterizo.

La situación es casi similar entre Villazón (Potosí) y La Quiaca, donde predomina el contrabando “hormiga” debido al cierre del puente internacional “Horacio Guzmán” que conecta a ambas localidades.”

Comentarios