Escucha esta nota aquí

En septiembre, el comportamiento del Covid-19 será menos virulento y disminuirá la cantidad de contagios en Tarija, anticipó el médico y miembro del Comité Científico del hospital San Juan de Dios, Nils Casson.

En Tarija, la pandemia por Covid-19 hasta la fecha no ha dado tregua, pues hasta el momento se reporta 4.629 casos positivos. En julio los casos se triplicaron, poniendo a Tarija como el quinto departamento con más infectados por coronavirus después de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Beni.

“Por la condición climatológica en septiembre (altas temperaturas) el virus disminuirá su virulencia, no habrá tanto peligro de contagio masivo. Calculamos que esto ocurrirá desde la segunda semana de septiembre”, dijo Casson.

Mientras tanto, la Gobernación tarijeña, a través del Servicio Departamental de Salud (Sedes) y las redes de salud de los gobiernos Municipales, continúa con el testeo rápido para detectar posibles casos positivos de Covid -19.

El secretario de coordinación de la Gobernación de Tarija, Waldemar Peralta, destaca el acuerdo suscrito con la Federación Departamental de Gremiales para la financiación conjunta de las pruebas rápidas. Los comerciantes cubrirán el 50% del costo correspondientes a las pruebas que se realicen en los mercados y centros de abasto.

Peralta explicó que, con esta iniciativa se podrá detectar a la persona con síntomas del Covid-19 para ser evaluada por los médicos y su inmediato aislamiento.

“Esto forma parte de la estrategia de contención de la pandemia en el departamento, al igual que el rastrillaje con el testeo rápido que realizan decenas de brigadas que visitan barrios y comunidades en el departamento”, agregó.

El asesor de Comunicación del Sedes, Carlos Saavedra, afirmó que hasta el momento se realizaron 30.000 pruebas de diagnóstico a nivel departamental, que significa el 60% del total de la población.

“Este es un porcentaje alto del país y es un logro importante de coordinación entre el gobernador y los alcaldes de los 11 municipios para que el sector salud ejecute el rastrillaje”, señaló Saavedra.

Las brigadas se desplazan por barrios y comunidades para detectar a personas infectadas y de inmediato son aisladas para seguir el tratamiento con un kit de medicamentos que son entregados en el instante después de dar reactivo al testeo.