Escucha esta nota aquí

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) dejó en suspenso los proyectos exploratorios en la Reserva Nacional de Flora y Fauna de Tariquía (Rnfft) hasta lograr consenso con habitantes de comunidades en esa área protegida.

San Telmo Norte, Astillero y Churumas son las áreas petroleras que están incluidas en el plan de exploración de la petrolera estatal.

"Estos proyectos no avanzan mientras no haya consenso", señala textualmente una respuesta de la petrolera estatal ante la consulta sobre el futuro de los referidos proyectos exploratorios en la Reserva de Tariquía.

La vicepresidenta del Comité de Defensa de Tariquía, Nelly Coca, dijo a EL DEBER que la decisión de YPFB de no avanzar con la exploración les da más tiempo para que se reorganicen, pese a la postergación de la intervención en Chiquiacá Norte, donde está el proyecto de San Telmo.

Según Coca, las comunidades aledañas al área petrolera se declararon en alerta. "Cada vez estamos más firmes para no permitir el ingreso de las empresas petroleras a Tariquía, aunque digan que los postergan. Decirles que Tariquía no se toca", exclamó la dirigente.

En el caso de Astillero y Churumas, la presidenta del Comité Cívico de Padcaya, Lola Zutara, declaró que YPFB aún no tuvo acercamientos con las comunidades para lograr consenso y por ahora no se autoriza la exploración en ambas áreas petroleras.

Zutara criticó a las instituciones de Bermejo de pronunciarse a favor de la intervención petrolera, ya que los dos proyectos exploratorios no están en jurisdicción de ese municipio, sino en Padcaya.

"Ellos pueden decir todo, pero no pueden hablar de territorio ajeno.
YPFB debe hacer la consulta con las comunidades y autoridades de este municipio. Mientras no haya el consenso, no se puede explorar absolutamente nada", reafirmó la dirigente cívica.

Comentarios