Escucha esta nota aquí

Con el propósito de generar más oportunidades a través del apoyo a los sectores agroproductivos e impulsar la mayor bancarización del área rural en el país, Banco Fassil anunció este lunes la creación de las sucursales Valles Cruceños y Gran Chiquitania”. un paso importante que no solo viabilizará la apertura de nuevos Puntos de Atención Financiera, sino que además permitirá ofrecer productos y servicios financieros de calidad para cerca de 800.000 personas de 11 provincias de alta vocación productiva.

El anuncio fue hecho por el presidente del Directorio de Banco Fassil, Ricardo Mertens Olmos, al cabo de la reunión con directivos y ejecutivos de la entidad, disponiendo el inicio de gestiones ante la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) para la autorización de apertura de ambas sucursales que tendrán por oficina principal las localidades de Vallegrande para Valles Cruceños, y San Julián en el caso de Gran Chiquitania.

En estas circunstancias por la que atraviesa el país, es vital que garanticemos la seguridad alimentaria del país, que asumamos que con la producción agropecuaria y la industrialización podemos generar las divisas que tanto se necesitan, además de garantizar las fuentes de empleo y sustento para las familias bolivianas. Banco Fassil viene trabajando hace mucho tiempo en esa dirección y con este paso vamos a impulsar más aún nuestra vocación de apoyo a la generación de oportunidades para crecimiento y desarrollo del sector productivo”, sostuvo Mertens.

Con la creación de ambas sucursales, se prevé la apertura de nuevas oficinas bancarias y servicios financieros —entre Agencias, Oficinas Externas, Cajeros Automáticos y otros— en poblaciones de las provincias Florida, Vallegrande y Manuel María Caballero, correspondiente a los Valles Cruceños; Chiquitos, Ñuflo de Chávez, Guarayos, Velasco, Ángel Sandóval y Germán Busch, que abarcan los municipios de la Gran Chiquitania.

Mertens destacó el gran potencial productivo de ambas zonas en las que se priorizará el apoyo  a micro, pequeños, medianos y grandes productores a través de créditos para capital de inversión destinados al financiamiento para inversión en maquinaria equipos, infraestructura y tecnología agropecuaria; capital operativo para la compra de materia prima e insumos, pago de mano de obra y proveedores; líneas de crédito con la liquidez necesaria; además de productos y servicios que satisfagan las necesidades de los emprendedores y las familias.

“A través de nuestra sucursal Norte Integrado, con cerca de 40 puntos de atención en 15 poblaciones del norte cruceño, hemos impulsado el crecimiento de agroproductores, la industria y las familias. Estamos seguros que esta experiencia se replicará en la Gran Chiquitania, reconocida por su vocación ganadera, agroforestal, agrícola y turística. Los Valles Cruceños son de gran importancia por cuanto son responsables de la provisión de verduras, hortalizas, frutas y producción avícola para el mercado interno”, agregó el directivo de Banco Fassil.

Creado en 1996 como entidad financiera y operaciones como Banco Múltiple desde julio de 2014, Banco Fassil centra sus actividades en el impulso al desarrollo de actividades emprendedoras y productivas de los bolivianos, brindando servicios financieros integrales e incluyentes para beneficiar a actividades de la micro, pequeña, mediana y gran empresa a través de sus 525 Puntos de Atención Financiera constituidos por una oficina central, 10 sucursales, 167 agencias (casi un tercio de éstas en el área rural), 20 oficinas externas, además de una red de 327 cajeros automáticos en las ciudades, barrios y poblaciones intermedias de los departamentos de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba, Chuquisaca, Tarija, Potosí y Oruro.

Comentarios