Escucha esta nota aquí

En mayo de 1958 alrededor de 500 estudiantes comenzaban su preparación para aprender inglés y lo hacían de la mano del Instituto Boliviano Americano (CBA), con ellos esta institución veía la luz. Desde entonces han pasado 63 años y el CBA se ha constituido en la institución de la enseñanza del inglés no solo en Santa Cruz, donde nació, sino en el eje troncal de Bolivia. Ahora, en plena pandemia, celebra un año más de vida y lo hace con vigor, pues el haber dado, previamente, el salto a lo digital le ha permitido continuar, sin ningún inconveniente, con la enseñanza de este idioma.



Así lo recuerda la directora ejecutiva de esta institución, Cecilia Durán. Rememora que el nacimiento del que ahora es también socio de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia fue en una edificación rústica, pero, así como Santa Cruz fue creciendo, también lo hizo el instituto que “enseña inglés de verdad” y donde ahora también los niños, jóvenes y adultos pueden disfrutar del cine, de la danza, del teatro, de la ciencia, de actividades culturales y deportivas.


Crecer pese a la crisis

Ahora que el mundo se ha visto obligado a transitar a lo digital, siendo esta “la nueva realidad”, el CBA no ha sufrido el cambio brusco porque ya estaba preparado. Cecilia Durán, en entrevista con EL DEBER Radio, explica que el flujo actual de estudiantes no difiere mucho en comparación con el periodo anterior a la pandemia, esto porque este instituto ya contaba con aulas inteligentes y su personal estaba entrenado.

“El secreto está en la resiliencia de sus recursos humanos, realmente el recurso humano que hoy tenemos es súper valioso e invaluable, han podido soportar crisis en estos 63 años tanto económicas o mundiales como la de ahora con la pandemia”, sostiene.

Y es con este recurso humano, con sus estudiantes, padres de familia y con toda Santa Cruz que ahora el CBA celebra sus 63 años de vida, de manera online, con el compromiso de seguir aportando a la educación, la ciencia y la cultura.


Comentarios