Escucha esta nota aquí

Nada prolonga más ese estado de felicidad que nos deja un viaje de vacaciones, que revisar el álbum de las fotografías que tomamos en cada destino. Revivimos cada viaje con los recuerdos guardados en esas postales de momentos especiales, entre risas y paisajes únicos.

Pero, ¿son las mejores fotos que pudimos tomar? ¿qué debo tomar en cuenta para que las fotos de mi siguiente viaje sean un fiel reflejo de lo que vi?

La fotografía es un viaje en sí misma. Aprender a fotografiar es embarcarse en un viaje que combina técnica, que se puede aprender, con práctica, que se convierte en una manera de mirar el mundo, y por supuesto, cámaras, de las que hay una infinidad.

Dinámico. Las selfies hablan por si solas. Estuviste ahí, lo viviste y puedes mostrarlo. Con un celular es más fácil tomarlas y compartirlas. Además, te permite viajar ligero

Celular, lo más práctico

Viajar liviano puede significar recurrir únicamente a la cámara de tu smartphone para retratar tu viaje. Es la manera más sencilla de hacerlo, sin complicaciones y con alta resolución, desde hace un par de años cualquier celular de gama media para arriba puede dejarte buenas fotos.

En modo automático, solo ten cuidado de enmarcar al sujeto para que destaque, a la derecha o a la izquierda del cuadro, y dejar espacio para el paisaje. Si tienes a tus amigos delante, acércate para captar sus expresiones, o aléjate para mostrarlos rodeados de playa o selva. Lo mejor es que puedes compartir tus fotos de inmediato.

Encuadre. Ubica al sujeto en un lado del cuadro y deja el resto para el paisaje. No coloques el horizonte en la mitad de la foto, si no en el tercio inferior, o en el superior

Cámaras de bolsillo

Sencillas y livianas, algunas se conectan con tu celular para descargar las fotos. La diferencia está en que tienen lentes más grandes. Una óptica grande permite captar mas color, varias la profundidad de campo.Son una opción para fotografiar de manera despreocupada, pero con seguridad.

Cámaras con lentes cambiables

Amateur o profesionales, con espejo o sin espejo. Viajarás más pesado, pero con un par de lentes, como un gran angular y un zoom, y una cámara para usarlos serás el fotógrafo que siempre quisiste ser. Al entrar en esta categoría habrás iniciado el viaje fotográfico que captará el alma de tus viajes.

Comentarios