Escucha esta nota aquí


“Estoy aquí ante ustedes, como Rector de la Universidad Católica Boliviana, porque los señores Obispos de Bolivia, reunidos en la CVIII (centésima octava) Asamblea me han encargado la misión de ser el líder y guía de la Universidad Católica en estos cuatro años próximos. He recibido el nombramiento con sorpresa, pero he aceptado con obediencia, convencido de que en la elección de los obispos se manifiesta la voluntad de Dios para mí, en este momento de mi vida”. Así comenzó su discurso de posesión R.P. José Fuentes Cano, nuevo Rector Nacional Electo de la Universidad Católica Boliviana San Pablo (UCB), quien releva en el cargo a Mgr. Marco Antonio Fernández Calderón, que estuvo al frente del rectorado desde 2013.

Fuentes Cano recordó a sus antecesores y señaló que hay mucho que hacer por estar a la altura de lo que soñaron los fundadores de la Universidad y aquellos que, año tras año, han ido añadiendo trabajo, esfuerzo, ideas y decisiones para llegar donde está en este momento.

La visión que tuvieron todos estos grandes hombres y mujeres era formar profesionales cristianos al servicio de la sociedad boliviana, al servicio del pueblo, señaló el muevo rector de la UCB, a tiempo de indicar que esa visión es la que debe seguir iluminando el trabajo hoy, en este momento histórico.


Formadora de profesionales, pero también de personas

Debemos formar personas de excelencia científica y profesional, pero de extraordinaria calidad humana. Todo lo humano es cristiano, ya que Cristo es el ser humano pleno, perfecto”, dijo Fuentes Cano.

La nueva autoridad académica también sostuvo que lamentablemente el individualismo imbuye a toda la cultura globalizada actual y promueve una mentalidad anticristiana de egoísmo y comodidad.

“Se ha convertido en contracultural proponer un espíritu de servicio, una capacidad para mirar y responder a las necesidades de los descartados del progreso, de los marginados del bienestar, incluso de los diferentes”, señaló Fuentes Cano.


Plan estratégico construido con la participación y compromiso de todos

El flamante rector de la UBC explicó que la Universidad Católica contribuye al dialogo fecundo entre la fe y la ciencia, ¿fecundo por qué? Porque la ciencia es una búsqueda de la verdad que, lejos de dificultar la fe, la ayuda.  Y la fe, aporta a la ciencia un horizonte para no olvidar que hay una verdad última que da sentido a la vida humana.

Fuentes Cano que el desafío inmediato es participación y compromiso de todos. En ese sentido, indicó que ya se ha caminado mucho. Pero es necesario un plan con Espíritu, parafraseando al Papa Francisco que, en la Exhortación Apostólica, “Evangelii Gaudium”, “La alegría del Evangelio”, habla de que se necesita evangelizadores con Espíritu. No solo evangelizadores, sino evangelizadores con Espíritu. “Yo diría, no solo docentes, sino docentes con Espíritu, no solo administrativos, sino administrativos con Espíritu, no solo estudiantes, sino estudiantes con Espíritu”, afirmó.

Como Rector, Fuentes Cano señaló que debe dedicar mucho tiempo a diálogo con el mundo de los empresarios nacionales y extranjeros, con universidades nacionales e internacionales, con el Gobierno boliviano, entre otros, por lo que espera contar con la solidaridad de la sociedad, nacional e internacional, para establecer convenios de cooperación que posibiliten realizar trabajos de investigación que ayuden en el objetivo de la búsqueda de la verdad con rigor científico, que debe caracterizar a la universidad. 

Finalmente, el nuevo rector de la UCB dijo: “La universidad no puede caminar encerrada en las aulas sin sufrir ni padecer lo que sucede en Bolivia. La universidad debe caminar junto a nuestro pueblo y sus dificultades, especialmente los descartados, como los llama el Papa Francisco, los que no cuentan, los que no tienen voz, los que viven una vida inhumana, aquellos que carecen de trabajo, educación, vivienda, salud y dignidad”.


Valioso legado

Durante el acto de posesión de Fuentes Cano, realizado el pasado viernes, el rector saliente Mgr. Marco Antonio Fernández Calderón, dijo que en el aspecto personal se lleva muchos aprendizajes, siendo el mayor de ellos la frase que luce el escudo de la universidad: “Veritas in caritate”.

“Esa ecuación, muy próxima entre la fe y la razón que se da en nuestra universidad es algo que siempre debe estará presente en nuestro comportamiento personal. No hay duda que el momento tan crítico que vivimos como humanidad nos está permitiendo revalorizar el valor de la caridad y amor entre los seres humanos”, sostuvo el rector saliente.     

Fernández Calderón citó alguno de los logros alcanzados por la UCB en el último tiempo, como el incremento de carreras acreditadas por organismos nacionales e internacionales de dos a 27, el aumento de docentes desde 41 a 137 y el patrocinio de 20 docentes para que obtengan un doctorado. También creció la producción intelectual en calidad y cantidad, generando un promedio de 60 artículos científicos por año.

Además, la UCB focalizó su intersección con la sociedad en tres ámbitos: obras de la iglesia, sector de la educación y sector público y privado.




Comentarios