Escucha esta nota aquí

El día de hoy, los hasta ahora socios de Ferrere Bolivia comunicaron que la firma que dirigen pasó a llamarse PPO Abogados. Todos los profesionales del estudio jurídico continúan trabajando bajo el nuevo nombre PPO, por lo que existe plena continuidad en sus servicios.

Carlos Pinto es socio director, junto con Alejandro Pemintel, Pablo Ordóñez y Lindsay Sykes, del estudio jurídico más grande de Bolivia. El de cambio de nombre a PPO Abogados, es fruto de una visión resiliente del nuevo entorno nacional y global.

Pinto, quien es especialista en negocios, finanzas e inversiones con un LLM en la George Washington University Law School en Washington DC y con vasta experiencia en EEUU, Brasil y Bolivia, afirma que su “cambio de nombre a PPO Abogados ha tenido excelentes repercusiones en el mercado internacional” y precisa los detalles de esta transformación en un diálogo con EL DEBER.

- ¿Qué importante cambio acaba de realizar su estudio jurídico?

Los socios hemos decidido dejar de utilizar la marca “Ferrere” y comenzar a desarrollar nuestras actividades bajo una marca propia, PPO Abogados.  Nuestra nueva firma continúa siendo la más grande del país, con más de 50 abogados distribuidos entre nuestras oficinas de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

Otro cambio fundamental, es que, siguiendo los valores meritocráticos que hacen parte de nuestra firma, hemos elegido a cuatro abogados de nuestra firma para que a partir del 1 de agosto de 2020 sean socios de PPO.

Estamos muy honrados y orgullosos de contar con este excelente roster de socios, los cuales todos han cursado maestrías en el exterior y han trabajado para multinacionales y las firmas más importantes del mundo.

- ¿Qué oportunidades representa este cambio para sus clientes?

Más que oportunidades, son beneficios. Por ejemplo, hemos invertido mucho en tecnología, lo que nos permitirá mejorar sustancialmente nuestras comunicaciones y tiempos de respuesta. Otro ejemplo es nuestra decisión de abrir oficinas en otras ciudades que son esenciales para el desarrollo de nuestras prácticas, tal es el caso de Sucre, para nuestra práctica de apelaciones de última instancia, y Potosí, para nuestra práctica de minería.

- ¿Cuáles son los principales atributos de su firma que la diferencian de la competencia en el mercado?

Las diferencias son importantes. Por ejemplo, somos una firma plenamente meritocrática, no-familiar, algo que es poco común en Bolivia. Este atributo ha permitido que a lo largo de los años hayamos podido reclutar al mejor talento del país.

Otra diferencia importante, es que nuestra firma promueve la especialización, lo que nos permite brindar servicios con un altísimo grado de especialización en materias como fusiones y adquisiciones, financiamiento, impuestos, litigios, derecho laboral, regulación y contratación pública.

Asimismo, nuestra firma atiende a clientes de todas las industrias, con un alto grado de conocimiento en las industrias de hidrocarburos, minería, telecomunicaciones, electricidad, alimentos y bebidas, farmacéutica y transporte y logística.

- ¿Cuál es el tamaño de la firma en cuanto a oficinas, abogados y clientes?

Estamos muy orgullosos y emocionados de encarar este nuevo proyecto junto con nuestro extraordinario equipo. PPO Abogados cuenta con oficinas en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz. Contamos con más de 50 abogados y más de 40 colaboradores.

Por otra parte, nuestra cartera de clientes está compuesta por varias de las empresas y marcas más importantes nacionales y multinacionales que operan en el país.

- ¿Cuáles son sus áreas de especialidad?

Nuestra práctica profesional, así como nuestros socios y profesionales sénior han sido reconocidos por las clasificaciones legales internacionales más importantes del mundo, incluidas Chambers & Partners, Legal500, IFLR1000 y Latin Lawyer, todas las cuales analizan nuestras prácticas líderes en Derecho Corporativo, Banca y Finanzas, Energía y Recursos Naturales, Litigios, Impuestos, Derecho Laboral, Impuestos y Propiedad Intelectual.


Alejandro Pemintel, Carlos Pinto y Pablo Ordoñez, son socios de PPO Abogados

- Desde sus ámbitos de especialidad, ¿qué medidas cree que se deberían tomar en el país para crear un mejor ambiente de negocios en la pospandemia y el próximo gobierno?

Consideramos que la inversión extranjera es central para que el país pueda recuperarse rápidamente de la crisis económica que se avecina. Para ello, será importante que el próximo gobierno tome medidas inmediatas para derribar todas las barreras que nuestro sistema legal le ha impuesto a la inversión. Por ejemplo, en el pasado nuestra firma ha propuesto reformar el régimen de impuestos y la ley de inversión, mejorar el marco jurídico que regula a la contratación pública y generar importantes incentivos dirigidos a las industrias estratégicas del país, como son minería, hidrocarburos y electricidad.

Finalmente, nuestra firma ha venido trabajando con privados y autoridades en un nuevo régimen para emprendedores con incentivos específicos orientados a la innovación y tecnología.

- ¿El estudio queda como una firma boliviana con profesionales bolivianos?, ¿cuáles serán sus contactos internacionales?

Nuestro estudio siempre ha sido una firma boliviana conformada por profesionales bolivianos, y seguiremos así.  Antes de comenzar a desarrollar nuestras actividades bajo PPO Abogados, simplemente teníamos una alianza regional.

Nuestro cambio de nombre ha tenido excelentes repercusiones en el mercado internacional. Hemos contactado a más de 200 firmas de la región y el mundo, y el recibimiento no ha podido ser mejor. Esto nos permite concluir que hemos ampliado nuestro network sustancialmente, siguiendo con un foco importante en la región, ahora ampliado al mundo.