Escucha esta nota aquí

A pesar que el impacto de la pandemia en el sector de la construcción en Bolivia ha sido desolador, la empresa Terreno Urbanizaciones es una muestra que las crisis también son una oportunidad para dejar viejos modelos y probar opciones que están más ligadas a la tecnología y canales digitales en busca acercarse al consumidor.

Y es que, gracias algunas acciones promovidas por sus líderes, ​Terreno Urbanizaciones ha podido continuar con la construcción de sus nuevas instalaciones y ejecutando los proyectos que tenía planeados para este año. 

Alejandro Chileno, director general de Terreno Urbanizaciones, comparte algunas de las estrategias con las que ha encarado esta coyuntura adversa por la que está atravesando todo el mundo. “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”, sostiene.  

- ¿Cómo ha encarado Terreno Urbanizaciones la coyuntura adversa por la que está atravesando Bolivia y el mundo?

El impacto de la pandemia en el sector de la construcción en Bolivia ha sido desolador, estos tres meses de cuarentena obligaron a cerrar las puertas de muchas empresas, sin importar el tamaño, el sector ni el modelo de negocio, y ahí está justamente la luz al final del túnel, la chispa de oportunidad, dejar viejos modelos para mirar y probar opciones que están más ligadas a la tecnología, los canales digitales y buscar la cercanía con el consumidor.

- Las acciones que puso en marcha la empresa, ¿cómo han impactado en sus operaciones?

Desde agosto del año pasado hemos implementado a través de personal capacitado una nueva forma de venta, buscamos a través de ideas innovadoras la manera de automatizar los procesos, y llegar de forma precisa a recolectar las necesidades del consumidor, traducirlas a oportunidades en muy corto plazo, para ganar mayor tiempo en la formación de nuestro verdadero capital, el humano; así en vez que la balanza requiera menos manos, en realidad nos permitió a que se desarrolle toda una a nueva ala de nuevos vendedores, la innovación hizo que la tecnología nos beneficie y beneficie a nuestros trabajadores, siempre hemos tenido claro que nuestra mejor fórmula es la gente, la familia boliviana, valores que reflejan la génesis de nuestra empresa, es por esto que el objetivo no ha cambiado, pero si los procesos.


- ¿Qué papel ha jugado la transformación digital en poder mantener o tal vez incrementar sus ventas durante este periodo?

La transformación digital nos dio la posibilidad de tener una lectura precisa y rápida sobre las necesidades de nuestro consumidor, esta información se transformaron en datos que a través de implementaciones tecnológicas internamente en la empresa, pudimos ir respondiendo según los cambios bruscos que sucedieron en el mercado, los intereses del consumidor y las líneas de comunicación, hay que recordar que es un momento aún muy sensible para la sociedad, dónde vender se convirtió en todo un “verdadero arte”, una palabra mal dicha puede ser cuestionada y satanizada por los usuarios en las redes sociales; ahí está, lo que parece novedoso en realidad es muy sencillo, comprender al consumidor y sus demandas para que se sientan atraídos a nuestro servicio o producto.

- Con respecto a las inversiones planeadas por la empresa, ¿qué decisiones han asumido?, ¿por qué optaron por esa opción?

“Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”, la experiencia en hacer empresa, el know how de más de 30 años en el sector, más una gran pizca de locura, hicieron que podamos ir contra todo pronóstico. Mientras las empresas asumieron políticas de “seguridad”, de recorte de personal y gastos en publicidad, nosotros fuimos contra todo vaticinio lógico; optamos por la innovación e implementación de nuevas tecnologías, incrementamos nuestros canales de comunicación y recolección de datos, que nos ha llevado a contratar más gente y con mejor formación, los resultados se ven en las ventas y la cantidad de profesionales que estamos incorporando en esta nueva etapa de la empresa.


- ¿Eso quiere decir que los proyectos que tenían planeados para este año continuarán su ejecución normal?

Así es, vivimos este tiempo difícil como un “tiempo de oportunidad”, y tener resultados nos da la seguridad de que seguiremos invirtiendo, decidimos continuar con la construcción de nuestras propias y nuevas instalaciones, entregarlas en agosto, mes aniversario; nosotros tuvimos desde la creación de la empresa el objetivo de implementar una urbanización por año, ya vamos ocho urbanizaciones con mucho éxito en los ocho años de vida, y este 2020 no será la excepción, ya que estamos trabajando y ultimando detalles para nuestro noveno hijo de Terreno Urbanizaciones.

-Dada a su exitosa experiencia, ¿qué consejos les darían a sus colegas empresarios para afrontar la actual situación?

Es clave entender que la implementación tecnológica no es sinónimo de reemplazar personas, sino optimizar los procesos para encontrarnos con nuevos retos, que solo pueden ser visibles, propuestos y solucionados desde la profesionalidad del personal humano. Mencionaré algunos puntos claves:

-Reducción de Tiempos.

-Lectura rápida de las necesidades del consumidor.

-Eficiencia Operativa.

-Teletrabajo del equipo comercial.

-Mejora en la colaboración y trabajo en equipo.

-Estimulación a la innovación y análisis de nuevas herramientas

-Inversión en Recursos Humanos.