GPTW mide, principalmente, dos elementos. Primero, la experiencia de los colaboradores en lo relacionado al enfoque de innovación y, segundo, las prácticas documentadas de innovación que ha desarrollado la empresa

9 de julio de 2024, 9:00 AM
9 de julio de 2024, 9:00 AM

La Universidad Franz Tamayo, Unifranz, es la única institución educativa del país considerada como un gran lugar para trabajar con cultura innovadora, según el ranking 2024 de la Autoridad Global de Clima y Cultura Organizacional, Great Place to Work (GPTW).

Esta Casa de Estudios Superiores se une a una selecta lista de 30 empresas que cumplen parámetros internacionales que hacen “hincapié en una cultura enfocada en la innovación” y desarrollan prácticas que promueven las oportunidades para innovar, generar ideas, fomentan la autonomía, flexibilidad y creatividad entre los colaboradores.

Todas ellas pasaron por un riguroso proceso de evaluación mediante una encuesta de satisfacción realizada por GPTW, cuyos resultados fueron comparados con las evidencias presentadas por las empresas.

“El promedio general de clima en el Ranking de Cultura Innovadora alcanza el 90%, el índice de compromiso laboral es del 95% y el valor del área de innovación es del 90%. Reconocemos que una cultura de alta innovación se traduce en mejor experiencia para los colaboradores y mejores resultados de gestión empresarial”, informó GPTW, al momento de dar a conocer el ranking.

La cultura innovadora es el corazón de nuestra institución, un intangible que fortalece nuestra identidad y cohesión diaria como equipo, aseguró el presidente ejecutivo de Unifranz, Óscar Ágreda, quien destacó que la cultura organizacional en Unifranz está centrada en las personas y en una permanente innovación.

Unifranz

“Juntos, empoderando a cada miembro de nuestra comunidad, avanzaremos hacia nuestro propósito de transformar la educación en Bolivia”

Óscar Ágreda,  presidente Ejecutivo de Unifranz

Cultura innovadora

Para Carola Centellas, colaboradora de Unifranz desde hace 24 años, ser parte de un equipo que impulsa la innovación, hace de Unifranz un gran lugar para trabajar.

“Trabajar en un lugar donde te permiten aportar abiertamente con ideas creativas, apoyan tus iniciativas, te escuchan y te hacen sentir parte de un equipo es muy motivador. Definitivamente, ahí es y, en mi caso, seguirá siendo por muchos años más”, dijo Carola, con una sonrisa pintada en su rostro.

Una cultura innovadora fomenta espacios y prácticas en los que los colaboradores se sienten libres de aportar sus ideas, se expresan con libertad y participan activamente en proyectos. Se traduce en una mejor experiencia para los colaboradores y excelentes resultados para las empresas.

Pablo Ardaya, director nacional de Capital Humano de Unifranz, señaló que esto se alcanza cuando el liderazgo entiende que las personas no son simples recursos para ser administrados, sino talento humano capaz de alinearse con el propósito de la organización.

“Los líderes se involucran en el desarrollo y crecimiento de su equipo, generando no solo estrategias sino espacios de seguridad psicológica donde las personas no sientan miedo de ser ellas mismas y puedan hacer realidad sus ideas disruptivas”, puntualizó.

Ahí radica la importancia de que las instituciones definan los valores que guiarán su filosofía de vida, como es el caso de Unifranz que, con pasión, integridad, innovación, trabajo en equipo y sostenibilidad, busca aportar a la sociedad desde hace 31 años.

Unifranz

Pablo Ardaya, director nacional de Capital Humano de Unifranz; Aldana Fernández de Córdova, country manager de GPTW; y Verónica Ágreda de Pazos, rectora nacional de Unifranz

Qué parámetros mide GPTW

GPTW mide, principalmente, dos elementos. Primero, la experiencia de los colaboradores en lo relacionado al enfoque de innovación y, segundo, las prácticas documentadas de innovación que ha desarrollado la empresa.

La certificación obtenida como un gran lugar para trabajar, y además ser parte del ranking de empresas con cultura innovadora en Bolivia, según Ardaya, es resultado del proceso de construcción de un ecosistema de bienestar que Unifranz quiere para toda su comunidad y que, si bien hay un largo camino por recorrer aún, reconforta saber que se va por una buena senda. 

Desafíos de Unifranz a futuro

        Desarrollar y consolidar esta cultura a través del estilo de liderazgo “transformador” definido para líderes y colaboradores.

        Evolucionar el estilo de liderazgo, dando paso a la confianza, motivación, empatía y desarrollo de nuevos líderes.

        Consolidar el talento que tiene la organización, acercando la gestión del capital humano a las tendencias actuales y que los colaboradores demandan.

        Fomentar y fortalecer más espacios para que los colaboradores propongan ideas innovadoras y disruptivas, y las lleven adelante sin temor a fallar ni recibir represalias por ello.

Finalmente, respecto a estos retos, el presidente ejecutivo de Unifranz, Óscar Ágreda, afirma, enfáticamente, que “juntos, empoderando a cada miembro de nuestra comunidad, avanzamos hacia nuestro propósito de transformar la educación en Bolivia”.