Escucha esta nota aquí

Las limitaciones al acceso de alimentos durante buena parte de la pandemia de Covid-19 ha sido un recordatorio del rol esencial de la agricultura en la salud y el bienestar de la humanidad. Conscientes de esta situación, la Universidad ZAMORANO (en Honduras), está comprometida con la sostenibilidad desde la óptica de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Cabe recordar que en 2015 fueron establecidos por la Organización de la Naciones Unidas (ONU), 17 ODS como un “plan para alcanzar un futuro mejor y más sostenible para todos” para el 2030. La agricultura sostenible contribuye directamente al alcance de los ODS. Este aporte ocurre desde las distintas dimensiones del agro, desde la producción de alimentos hasta la comercialización final.

En ese sentido, ZAMORANO aporta directamente al cuarto objetivo: Educación de Calidad, el cual sirve de plataforma para construir capacidades para el abordaje y aporte de los demás objetivos de desarrollo.

En agosto de 2018, la Universidad inició con su primer programa de posgrado en Agricultura Tropical Sostenible. Este programa enfocado en ciencias fue creado para facilitar los conocimientos en los múltiples aspectos de la agricultura sostenible y en la generación de investigaciones científicas que aporten al desarrollo de los pueblos de Latinoamérica. Y es que, para el diseño de sistemas agrícolas sostenibles se requiere, no solamente, de un enfoque científico, también se debe tomar en cuenta la creatividad y el pensamiento crítico.

El programa tiene una visión internacional, por lo cual se utilizan estudios de casos con las experiencias de diferentes países de América Latina. Además, se ofrecen oportunidades de investigación tanto en Latinoamérica como en los Estados Unidos y Europa. El plan de estudios ha sido cuidadosamente formulado para proporcionar un equilibrio entre las ciencias básicas y la investigación aplicada.

Asimismo, hay una participación de los departamentos académicos de ZAMORANO (Ambiente y Desarrollo, Agroindustria Alimentaria, Agronegocios y Ciencia y Producción Agropecuaria), lo que fortalece la visión holística del programa. Por mencionar algunos ejemplos, en los cursos se cubren temas como el análisis y diseño de sistemas de agricultura sostenible, el manejo integrado de plagas, el manejo de suelos y agua, y la relación entre el ser humano y su entorno productivo. A través de la pasantía y los proyectos de investigación, los estudiantes abordan los sistemas productivos desde un enfoque holístico y sostenible.

Los interesados en obtener mayor información sobre las admisiones y programas académicos de la universidad pueden visitarla la web: https://www.zamorano.edu/

Énfasis en investigación y proyectos de alto impacto

Erika Tenorio, directora del Departamento de Ambiente y Desarrollo y Profesora Asociada en Recursos Hídricos de la Universidad ZAMORANO, explicó que el programa académico de la entidad está alineado con diferentes ODS, lo que permite que los estudiantes se formen con un enfoque de sostenibilidad y responsabilidad social. 

“Todas nuestras investigaciones, desde las de pregrado hasta proyectos especiales de graduación incorporan elementos de sostenibilidad. Hay investigaciones especificas relacionadas con aspectos sociales, otras con aspecto ambiental y otras con aspecto económicas, pero en todas se buscan relaciones con los elementos de desarrollo sostenible”, manifestó la Ing. Tenorio.


La Planta Potabilizadora de Agua fue desarrollada con tecnología de la Universidad de Cornell.

Algunas de las investigaciones más importantes realizadas por la Universidad ZAMORANO se han enfocado en la energía renovable y utilización de residuos del sector agrícola o productivo como fuente de energía para impulsar el desarrollo, promoción o diseño de sistemas agroforestales o alternativas de manejos forestales comunitarios, y estimaciones de huella de carbono en algunas cadenas de productos.          

De acuerdo con la Ing. Tenorio, los sistemas de producción no pueden ser abordados sin un componente de sostenibilidad. Por ello, es que la ONU ha fijado una serie de objetivos para todos los países en cuanto al desarrollo sostenible se refiere. “Es fundamental que los estudiantes visualicen que cada acción o cada actividad del sector productivo puede vincularse con el desarrollo sostenible”, señaló.

Asimismo, la Universidad ZAMORANO implementó una Planta Potabilizadora de Agua desarrollada con tecnología de la Universidad de Cornell, para optimizar la distribución del líquido en su campus. Esto, ha permitido enseñar a los alumnos como implementar el modelo en las comunidades. La planta no necesita energía eléctrica para poder operar y tampoco precisa de componentes difíciles de conseguir, también permite potenciar los cultivos.


Los estudiantes de ZAMORANO tienen oportunidades de realizar investigaciones  en laboratorios y plantas agroindustriales con tecnología y equipo de última generación.  

De igual manera, la institución educativa construyó un Parque Solar en su campus, que en este año pretende alcanzar una potencia instalada de 1.25 Megavatios (MWp), con la construcción de su segunda etapa.  

Victoria Cortés, Profesora Asociada en Energía Renovable y Directora Centro Zamorano de Energía Renovable del Departamento de Ambiente y Desarrollo, explicó que en su segunda etapa el Parque Solar incorporará un sistema de rastreo solar, proyectando un incremento aproximado del 20% en la producción de energía, en comparación a la obtenida con paneles solares fijos implementados en la primera fase, esto convierte a ZAMORANO en una universidad de vanguardia con tecnología amigable con el planeta.


ZAMORANO incorpora las tecnologías más avanzadas en la generación de energía renovable y deja de consumir el 38% de energía eléctrica generada por fuentes fósiles.

Además, se utilizarán paneles solares de media celda, que pronostican una mayor eficiencia en la generación de energía, mejor desempeño y mayor potencia instalada por unidad de área. Estas características contribuyen a que la nueva fase aporte a los objetivos académicos de la universidad y a la vez a la cobertura del 35% de la demanda energética del campus, esta iniciativa de energía limpia reducirá 1.200 toneladas de carbono, lo que suma al combate del cambio climático en el mundo. 

ZAMORANO tiene una política ambiental que nos motiva a enfocarnos e impulsar actividades que promuevan la sostenibilidad, no solo agrícola, sino en todas las actividades productivas, garantizando menores impactos ambientales”, señaló Cortés.

Uno de los enfoques de la universidad que forman parte de su visión de futuro, según Cortés, es poder trasformar su matriz energética hacia una que tenga el menor impacto medioambiental y que sea limpia, en conjunto con la implementación de proyectos de energía renovable, lo que contribuye a las metas para mitigación del cambio climático.


La nueva fase del parque solar se suma a otras iniciativas estratégicas en el campus de ZAMORANO.

Compromiso con el medioambiente

Ante los retos de una región cada vez más ambientalmente vulnerable, en junio de 2019, la Junta de Fiduciarios de ZAMORANO aprobó una declaración dirigida a promover la sostenibilidad en cada área y aspecto de la institución. Este es un llamado a la acción en el presente que va a crear un legado para la operación e impacto futuro de la universidad.

Como universidad agropecuaria líder en América Latina, ZAMORANO es una destacada institución de enseñanza e investigación. Dado que alrededor de un tercio de la tierra apta para la producción agrícola del mundo ya está bajo este uso en la actualidad, ZAMORANO se enfoca en el desarrollo de programas de estudios, investigación y vinculación con la sociedad. Promueve prácticas sostenibles que eviten la degradación del suelo, el agua y el aire, la fragmentación de hábitats y la pérdida de vida silvestre.

La institución educativa también fomenta el uso inteligente de la tierra y el agua para la comunidad en general, y aboga por los empaques amigables con el medioambiente, evitando los no reciclables y promoviendo el uso sostenible de los recursos renovables para permitir el crecimiento sostenible en la agricultura. Con ello se busca brindar conocimientos y prácticas para alimentar a una creciente y saludable población mundial.

Por estas y otras acciones, además de su alto nivel de educación, la Universidad ZAMORANO es considera la mejor opción en América Latina para adquirir conocimientos sobre agricultura sostenible.  


La importancia de los ODS

La Dra. Lykke E. Andersen, Directora Ejecutiva de SDSN Bolivia (Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible – Sustainable Development Solutions Network en inglés) comentó sobre la importancia de los ODS y el impacto tienen instituciones como la Universidad ZAMORANO, que promueven la sostenibilidad en la agricultura y en otras aéreas.


Lykke Andersen es Doctora en Economía de la Universidad de Aarhus, Dinamarca

- ¿Cuán importante son los Objetivos de Desarrollo Sostenible, más en una época actual de pandemia?

La pandemia ha causado caos y confusión en todo el mundo y ha expuesto muchas debilidades y desigualdades de nuestras sociedades. No estábamos exactamente bien encaminados antes de la pandemia, pero durante la pandemia parece que hemos perdido el rumbo, especialmente en las Américas.

 Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 pueden ayudarnos a encontrar nuestro norte. Son objetivos universales, acordados en 2015 por todos los 193 países que conforman la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Talvez parece una agenda demasiado ambiciosa e idealista, apuntando a un mundo sin pobreza, con gente saludable, educada y productiva, viviendo en comunidades prósperas y seguras con todas sus necesidades básicas satisfechas. Pero, la mayoría de las personas que pueda acceder a esta entrevista, ya han alcanzado la mayoría de estas metas. Tienen un hogar adecuado con agua, saneamiento, electricidad, cocina, baño, telefonía e internet; cuentan con carnet de identidad, educación secundaria, cuenta bancaria y acceso al transporte colectivo económico; no causan altos niveles de emisiones, no queman bosques, ni matan especies amenazadas, y por definición no han muerto antes de cumplir 5 años, no han muerto por dar a luz, ni por malaria, dengue, chagas, tuberculosis, SIDA, accidentes de tránsito o violencia. El desafío principal es asegurar que las personas que no pueden acceder a esta entrevista, puedan también llegar a cumplir estas metas muy razonables.

- ¿Qué papel juega la agricultura en los objetivos de desarrollo sostenible?

La agricultura es el fundamento de nuestra civilización y está involucrada en muchos de los ODS. La mayoría de las personas que viven en extrema pobreza practican agricultura de subsistencia, así que para lograr el ODS 1 (Pobreza cero) hay que asegurar que la agricultura de pequeña escala se vuelva mucho más productiva, mejor remunerada y menos vulnerable a plagas y eventos climáticos extremos.

La agricultura también es clave para el ODS 2 (Hambre cero) ya que este objetivo tiene que ver con seguridad alimentaria, buena nutrición y agricultura sostenible. En Bolivia tenemos desafíos particularmente grandes en esta área, ya que tenemos rendimientos agrícolas muy por debajo de los promedios a nivel mundial o regional, y estamos importando alimentos básicos, incluyendo los que fácilmente podríamos producir en Bolivia.

El sector agropecuario también es central para los ODS 13 (Acción por el clima) y 15 (Vida de ecosistemas terrestres), ya que es, por lejos, el sector que más contribuye al cambio climático y la pérdida de biodiversidad en Bolivia. Es vital que encontramos maneras de producir alimentos sin la necesidad de causar más deforestación.

Para asegurar que la agricultura juega un rol positivo en los logros de los ODS, es necesario abordar el tema de manera más científica y con una visión más integral sobre el rol del sector.

- ¿Qué impacto tienen instituciones como la Universidad de ZAMORANO, que promueven la sostenibilidad en la agricultura y en otras aéreas, en la sociedad en general?

Instituciones dedicadas a investigación y enseñanza en ciencias agropecuarias tienen un rol y una responsabilidad muy importante en asegurar que el sector agropecuario pueda jugar un rol positivo en el logro de los ODS. El desafío es enorme, porque tienen que encontrar maneras de alimentar a miles de millones de personas con alimentos saludables y nutritivos, a un costo accesible, y con el menor daño posible al medio ambiente, al mismo tiempo que enfrentan amenazas constantes de patógenos y eventos climáticos extremos.

Como sociedad tenemos que reconocer el rol vital que juega este sector en nuestras vidas, y asegurar que cuenta con el capital humano necesario para solucionar estos enormes desafíos. Para esto, instituciones como la Universidad de ZAMORANO, que brinda formación agrícola de excelencia para toda América Latina y el Caribe, son claves.  

- ¿Qué valor tiene para un profesional adquirir formación sobre sostenibilidad, en un mundo cada vez más consciente en este aspecto?

Estamos en un momento crítico en la historia humana y necesitamos todos a bordo para evitar un posible colapso de nuestra civilización por prácticas no sostenibles. Adquirir consciencia sobre los problemas que enfrentamos y conocimientos sobre las posibles soluciones literalmente puede ayudar a salvar el mundo.











Comentarios