Escucha esta nota aquí

Los modelos educativos se ponen a prueba en tiempo de crisis. Si funcionan o no, lo dicen los estudiantes que, en carne propia, saben si han recibido nuevos conocimientos. La UPSA realizó una encuesta a sus alumnos, como cada semestre, para evaluar el impacto de su modelo educativo 2.0, es decir, clases 100% virtuales.

Los resultados dicen que el 89% de los estudiantes tiene una gran valoración del docente y un 85% de valoración por la materia. Ello es un indicador de la capacidad de adaptación de docentes y estudiantes UPSA cuando toca asumir nuevas modalidades de aprendizaje. Asimismo, hubo un incremento del porcentaje de asistencia y aprobación en materias históricamente de alta complejidad.  

Estos resultados no son casuales pues se puede decir que la UPSA venía preparándose para este momento, pues desde hace 10 años ya tenía desarrollada su Plataforma UPSAVirtual de uso obligatorio en todas las materias, así como la Plataforma Virtual Docente (PVD), la App UPSA y otras herramientas tecnológicas de apoyo a la docencia y el aprendizaje. Y lo central, sus docentes ya estaban siendo entrenados en herramientas y pedagogía virtuales.

Si bien la no presencialidad priva de la experiencia plena de la vida universitaria, como el relacionamiento personal y directo, hacer deportes o actividades culturales, hacer prácticos en la sala de matemáticas, exponer las ideas de negocios en las ferias, experimentar en los laboratorios, etc., sí es posible enfrentar la situación y conseguir nuevos beneficios de esta nueva realidad.

El modelo educativo UPSA 2.0, desarrollado para hacer frente a la situación de emergencia sanitaria que se vive actualmente, integra todos los procesos y servicios orientados a la formación de calidad de la universidad, ajustándose al periodo histórico por el que atraviesa la educación universitaria en el mundo.

El primer eje del modelo son los estudiantes, a los cuales se les ha dado soporte emocional, se los ha animado a asumir nuevos retos, desarrollar nuevas habilidades de autorregulación y redefinir sus prioridades Otro eje central son los docentes, quienes han recibido capacitación, formación internacional, acompañamiento y trabajo colaborativo y cooperativo.


Prototipos de barbijos elaborado por estudiantes y docentes de la carrera de Diseño y Gestión de la Moda son confeccionados por Terbol y las hermanas salesianas. Son ejemplos de la vinculación social-empresarial de la UPSA

El aprendizaje y la enseñanza se han basado en la innovación en procesos didácticos, adecuación de contenidos y evaluación continua. Para garantizar el aprovechamiento se activó el apoyo académico con tutorías, reforzamiento de conocimientos y laboratorio de matemática.

El vínculo social y empresarial es un aspecto central de la UPSA, y en tiempo de pandemia ha creado accesibilidad al contexto a través de la experiencia, transferencia teoría – práctica y acciones de Responsabilidad Social Universitaria, como el diseño barbijos y el prototipo de respiradores a cargo de equipos integrados por docentes, estudiantes y graduados.

Con las gestiones de internacionalización se abren nuevas fronteras, ya que a través de clases espejos los estudiantes comparten clases con docentes y estudiantes del extranjero y viceversa, por lo que la docencia en la UPSA avanza en la internacionalización virtual. En cuanto a las pasantías e intercambios virtuales, los alumnos pueden cursar asignaturas en universidades de Europa y Latinoamérica. 

Estos intercambios se realizan mediante convenios bilaterales y membresías internacionales como ser Cinda, OUI y RLCU. Los intercambios presenciales continúan siendo gestionados con universidades de países en los que la emergencia sanitaria lo permita y tengan abiertas sus fronteras.

En las áreas de Investigación, Extensión y Reconocimientos, la UPSA ingresó a nuevas redes de investigación internacional, publicó artículos académicos en revistas internacionales indexadas, consiguió la primera patente UPSA ante el Senapi, realizó conversatorios ANCB-UPSA y logró la publicación de un nuevo número de la revista indexada Aportes de la Comunicación y la Cultura.

Durante el segundo semestre hay la posibilidad realizar un intercambio virtual, tomando materias en universidades del exterior paralelamente a las que se cursen en la UPSA. En la foto, María Eugenia Zelada Moreno, estudiante de la carrera de Arquitectura, realizando un intercambio universitario en la ciudad de Génova, Italia