Escucha esta nota aquí

La recta final de año es la más movida en el mercado de smartphones, y más en el fin de semana del Black Friday En los escaparates de las tiendas de toda España los teléfonos de clase media siempre son los más cotizados, aunque todas las miradas se van siempre a la gama alta, según reporta el diario El Español.

Junto con los nuevos iPhone 12 o la familia Note de Samsung, en los estands de los centros comerciales está el Huawei Mate 40 Pro, el último buque insignia de la marca china. No sólo trae altas especificaciones para tratar de batirse con los pesos pesados del sector.

Un diseño que atrae

Quien se compra un teléfono móvil de gama alta no sólo quiere que rinda bien o tome buenas fotos, eso se debería dar por hecho, sino que quiere que tenga un buen diseño, diferencial y único. Si los iPhone 12 han vuelto a unas líneas rectas reconocibles directas a sus raíces, Huawei también ha apostado por seguir uno de los patrones más reconocibles de la gama Mate: la simetría.

La parte trasera del Mate 40 Pro es única, se reconoce al instante. Lo logra gracias a integrar las cámaras en un módulo circular muy llamativo que hace que el diseño sea agradable y elegante. Su acabado en cristal pulido y metal en los bordes hacen que la sensación sea más que premium.

El planteamiento de Huawei con el Mate 40 Pro es hacerlo todo a lo grande. Tenemos un panel de 6,67 pulgadas y unas dimensiones a tener en cuenta: 75,5 mm de ancho, 162,9 mm de alto y 9,1 mm de grosor para un peso de 212 gramos. 

En la pantalla sigue apostando por otra de las características de la familia Mate, la curvatura. La línea Mate suele ser la que mayor curvatura presenta en el panel, lo que hace que el diseño sea muy efectista y atraiga las miradas. En esta ocasión sí tendremos botones físicos para el volumen, algo que había desaparecido y que Huawei trae de vuelta.

Una cámara que conquista

En los últimos dos años Huawei ha avanzado a velocidad de crucero en el apartado de las cámaras y el reciente Huawei P40 Pro+, es la prueba palpable de ello. En el caso del Mate 40 Pro no contamos con un zoom tan asombroso, sin embargo, tenemos una cámara consistente y versátil.

Con una combinación de un sensor principal de 50 megapíxeles, un ultra gran angular de 20 megapíxeles, un teleobjetivo de 12 Mpx con un zoom óptico 5x y un láser para detallar mejor las fotografías, hace que la mezcla entre potencia bruta y software rinda entre los mejores del mercado.


Comentarios