Escucha esta nota aquí

Los rumores sobre un Twitter de paga fueron confirmados por Jack Dorsey. El CEO de Twitter reveló a analistas que está explorando alternativas para conseguir ingresos, entre las que se encuentra un modelo de suscripción, informó Hipertextual. 

CNN reportó que tras los resultados financieros de Twitter la empresa está buscando formas de conseguir dinero. Aunque el número de usuarios aumentó durante el último trimestre, los ingresos por publicidad van a la baja en un mundo que no termina de recuperarse de la Covid-19.

Dorsey dijo a analistas que realizarán algunas pruebas este año. Twitter está buscando diversificar sus fuentes de ingreso y aunque una versión premium es algo que ha sonado desde hace mucho, la realidad es que el servicio de suscripción estaría en una fase muy temprana de exploración.

El CEO de Twitter dijo que tiene un "estándar muy alto" para cuando pedirían a los usuarios que pagaran por algunos aspectos de la red social. Un servicio sería complementario al negocio de publicidad. Dorsey asegura creer en un mundo donde las suscripciones, el comercio o ayudar a las personas a administrar sus pagos son complementarios.

Hace unas semanas la empresa publicó dos ofertas de empleo que confirmaban que Twitter trabaja en una plataforma de suscripción. Conocido bajo el nombre clave Gryphon, el proyecto interno cuenta con ingenieros de San Francisco, Londres y Nueva York, quienes colaboran con los equipos de Pagos y Twitter.com.

De acuerdo con la descripción de una de las ofertas, el equipo "colaborará para reconstruir algunos de los servicios de Twitter para producir una plataforma de administración de suscripciones". Aunque esto podría tener interpretaciones distintas, un Twitter premium sin publicidad y con mejor acceso a los datos e información sería una alternativa ideal para muchos.

La monetización siempre ha representado un reto para Twitter. En sus resultados financieros más recientes, Dorsey señaló que el trabajo está rendiendo frutos y mencionó que los usuarios activos diarios monetizables (mDAU) pasaron de 166 millones a 186 millones en comparación con el trimestre anterior.

Pese a eso, los ingresos solo llegaron a los 683 millones de dólares, una disminución del 19% con respecto al año anterior. La peor parte la llevaron los ingresos por publicidad, que tuvieron una caída del 23% para ubicarse en 562 millones de dólares.

Los ingresos no son lo único que quita el sueño a Dorsey y compañía. Recientemente Twitter fue objeto de un hackeo que vulneró cuentas de famosos como Elon Musk, Bill Gates, Barack Obama o el mismo Kanye West. La operación derivó en un fraude en Bitcoins y el acceso a los mensajes privados de docenas de cuentas hackeadas, aunque no se vulneraron las contraseñas.