Escucha esta nota aquí

En los últimos cinco años en EEUU se ha disparado la venta de leche de almendras, su crecimiento se ha establecido en un 250%. La industria lechera en ese país ha ido bajando el precio de la leche de vaca, pero no ha servido de mucho.

1. A medida que los consumidores han sabido de que la leche de vaca no es la única fuente de calcio y han recabado información acerca de los efectos negativos del consumo de productos lácteos para la salud y el medio ambiente, han empezado a sustituir la leche de vaca por la leche vegetal. Así ya no tienen que preocuparse por el contenido en antibióticos, hormonas y otros componentes que no son deseados, pues en un vaso de leche de almendras no se encuentran estos elementos.

2. •tLa leche de almendras tiene la misma consistencia que la leche de
vaca, pero no tiene gluten, ni lactosa ni colesterol.

3.La leche de almendras es un alimento muy nutritivo y además tiene un sabor muy agradable, fruto de la exclusiva combinación de agua y almendras crudas, aunque se pueden incorporar aromatizantes y saborizantes naturales como vainilla, canela y cacao.

4. •t Es rica en vitaminas A, D y E  y en minerales como el calcio, el hierro, el magnesio, el potasio o el sodio, entre otros, además aporta fibra, siendo una buena fuente de proteínas y carbohidratos y es de fácil digestión.

5. En numerosos casos, las personas que padecen de gastritis o problemas gastrointestinales cambian su dieta y agregan leche de almendras porque regula sus funciones.