Escucha esta nota aquí

La picazón, irritación o dolor de garganta es un síntoma molesto y altera el sueño, el trabajo e incluso hace más difícil el ingerir algunos alimentos. Para esos malestares, habituales en épocas en las que empiezan los días con clima frío, podemos recurrir a los remedios caseros, grandes aliados que están al alcance de la mano. Aquí algunas sugerencias.

1.- Miel

Consumirla sola o mezclada con algún té ayuda a mitigar el malestar. El sitio Healthline, dedicado a temas de salud, indica que  investigaciones recientes descubrieron que la miel es más efectiva para controlar la tos nocturna que los remedios supresores  que se venden en las farmacias. La misma publicación indica que estudios realizados por especialistas han confirmado que la miel cura las heridas de una manera efectiva, lo que ayuda a acelerar la curación de los problemas de garganta.

2.- Salmuera

Es una receta antigua y popular, pero también muy efectiva. Hacer gárgaras con agua tibia con sal puede ayudar a calmar el dolor de garganta y romper las secreciones. También se sabe que ayuda a matar las bacterias en la garganta. Basta con una cucharilla de sal en un vaso de agua tibia y si el malestar es persistente se debe realizar cada tres horas. Además, ayudará  a reducir la inflamación y mantener limpia la garganta.

3.- Manzanilla

Además de sus propiedades relajantes y digestivas, el té de manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y astringentes. Algunos estudios indican que inhalar vapor de manzanilla puede ayudar a aliviar los síntomas de un resfriado, incluido el dolor de garganta.  También puede estimular el sistema inmunitario para impulsar al cuerpo a combatir la infección que causó el dolor de garganta.

4.- Bicarbonato de sodio

Hacer gárgaras con bicarbonato de sodio mezclado con agua salada también sirve para aliviar el dolor de garganta, porque mata las bacterias y previene otro tipo de infecciones en las vías respiratorias. Basta una taza de agua tibia, ¼ de una cuchara de bicarbonato de sodio y media cuchara de sal. Recomiendan usar el enjuague cada tres horas según sea necesario.

5.- Vinagre de manzana

Numerosos estudios muestran su efecto antimicrobiano. Debido a su naturaleza ácida, puede usarse para ayudar a descomponer la mucosidad en la garganta y evitar que las bacterias se propaguen.

Diluya 1 o 2 cucharadas de vinagre de manzana en agua y haga gárgaras con el preparado. Luego tome un pequeño sorbo de la mezcla y repita todo el proceso una o dos veces por hora. Asegúrese de beber mucha agua entre las sesiones de gárgaras.