Escucha esta nota aquí

Desde que se decretó la cuarentena, las recetas de cocina han inundado las redes. Un strogonoff al horno, la pizza casera o un postre para chuparse los dedos. Ya sea con la guía de YouTube o siguiendo al pie de la letra las instrucciones de alguna página web, cada día permite explorar algo novedoso.

Seguro que, en más de una ocasión, los hijos han husmeado la cocina y acabaron dando una mano. La curiosidad les gana y, si quieren diversión, la preparación de la masa es la mejor aliada para una tarde diferente. La profesora del departamento de Nutrición Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), Olga Lucía Pinzón Espitia, está convencida de que los niños pueden aprender mucho en la cocina. La catedrática colombiana anima a padres e hijos para que conviertan la experiencia en una oportunidad educativa. “Les podemos pedir que nos alcancen alimentos, que ayuden a servir el plato, actividades que puedan usar las manos” anima Pinzón.


El estado de alerta sanitaria y la prolongación del confinamiento en los hogares supone un generador de tensiones para los menores. Una forma de liberar y alentarlos para que exploren otros conocimientos surge en la preparación de los alimentos. El portal digital GuíaInfantil.com considera que los niños potencian su autonomía y autoestima cuando se sienten útiles en la cocina.

La participación de los menores les permite conocer los diversos alimentos y, aprender sus propiedades, contribuye a mejorar su educación nutricional. De acuerdo a la información planteada por el portal español, los niños adquieren otros conocimientos como la limpieza y el orden que forman parte de la actividad en la cocina. La oportunidad de comer los platos que ellos mismos han preparado, siempre con el acompañamiento y vigilancia de los padres, será motivo de orgullo y fortalecimiento de la autoestima.

A continuación, cinco recetas fáciles que pueden preparar padre e hijos.

Rollitos de jamón y queso

Un aperitivo divertido y fácil de hacer. 

Ingredientes

8 rebanadas de pan de molde, sin corteza

8 rebanadas de jamón

8 rebanadas de queso

Mayonesa

Aceite de oliva

Pan molido

2 huevos batidos


Preparación

Con un rodillo, aplana el pan de molde para que quede una capa fina. Sobre una de las caras del pan extiende una base de mayonesa y coloca una rebanada de jamón y queso. A continuación, enrolla los panes y báñalos en el huevo batido y el pan molido. Para concluir, fríe los rollos en una sartén con aceite de oliva hasta que estén dorados.


Castillo de salchichas con puré de papas

La alternativa para una cena cargada de aventuras.

Ingredientes

Salchicha blanca
Un sobre de puré de papas (preparado para la cocina fácil)
Un huevo
Un chorrito de crema de leche
Un vaso de leche
Un diente de ajo
Perejil
Una cebolla
Un zanahoria cocida cortada
Agua

Preparación

El puré de papas se prepara de acuerdo a las instrucciones que presenta el envase. Agregar un vaso de leche, un poco de crema de leche y huevo para reforzar el valor nutritivo y enriquecer el sabor.

Mientras prepara el puré, en una sartén se sofrita la cebolla picada, el diente de ajo y la ramita de perejil picada. Cuando la cebolla está blanda, agrega las salchichas junto a un poco de agua y déjalo tapado a fuego lento. Cuando veas la salchicha bien dorada, córtala en cuatro trozos.

Para servir el plato, con un poco de creatividad, se construye un castillo de puré de papas flanqueado en las cuatro esquinas por los trozos de salchichas con el refuerzo de la zanahoria.


Mini pizza napolitana con atún

Ingredientes

Para la masa

4 cucharadas de harina
2 cucharadas de leche
2 cucharadas de aceite de oliva
1 pizca de sal
1 pizca de azúcar

Para el relleno

500 gr. de atún
3 tomates pelados
1/2 cebolla
1 pizca de sal
1 cucharada de azúcar
2 rebanadas de queso muzzarella

Preparación

Los ingredientes de la pizza se mezclan dentro de un bowl hasta que la masa quede compacta. El aceite ayudará a que no quede muy reseca. Una vez que has conseguido una buena masa, forma una bola y déjala reposar media hora.

Mientras se espera que la masa cumpla su tiempo, es momento de picar la cebolla y freírla muy despacio y con poco aceite. Cuando la cebolla tenga un matiz dorado, se agrega el tomate picado, con un poquito de aceite y sal. Dejar que se cocine por 20 minutos.

Tras la media hora de espera, con un rodillo, estira la masa de manera cuidadosa. Corta la masa con la forma que se desee, círculos, cuadrados, figuras, y colócalas en el horno durante 20 minutos a 180 grados.

Solo queda colocar sobre cada minipizza una cucharada de tomate, un trozo de queso y una porción de atún. Si desea, el atún puede pasarlo por la sartén con un poco de aceite y sal para que gane en sabor y jugosidad.


Macarrones con queso

Un clásico que nunca falla.

Ingredientes


400 gramos de macarrones

60 gramos de mantequilla

60 gramos de harina

1 taza de leche

1 huevo

400 gramos de queso parmesano o cheddar

Sal y pimienta


Preparación

Vierte la mantequilla en la olla y déjala que se derrita. Entonces, coloca la harina y mezcla hasta que se convierta en una pasta. Agrega la leche y otra vez, revuelve hasta que se disuelva todo. Continúa moviendo la mezcla mientras agregas el huevo batido con un poco de sal y, a continuación, añades el queso rallado. Revuelve hasta que se derrita todo y quede en una salsa.

Los macarrones se preparan de manera tradicional y se escurren para dejarlos enfriar. Cuando la salsa esté lista, sobre la misma olla caliente, se agregan los macarrones para que queden impregnados de la salsa de queso. Y listo, directo al plato con un adorno de albahaca o un añadido de queso parmesano.


Tortitas de manzana

La merienda divertida y nutritiva.

Ingredientes


200 gramos de harina de trigo

2 manzanas

3 huevos

100 gramos de azúcar

2 cucharadas de mantequilla o margarina

50 ml de leche

Pizca de sal

Pizca de canela en polvo


Preparación


Bate en un bowl la harina, los huevos, el azúcar, la sal y la leche. La batidora será tu mejor aliada para que la mezcla sea rápida y uniforme. Derrite la margarina en una sartén y déjala a fuego lento. Sobre la capa de margarina, coloca una base de láminas de manzana que has preparado previamente y aguarda hasta que se doren. Entonces, vierte la masa batida sobre las manzanas doradas y trata de esparcirla hasta que complete una tortita. Una cuchara sopera servirá de ayuda. En breve, la masa se consolidará y tendrá un color dorado. Es momento de darle la vuelta para que la preparación sea compacta. Ya está la tortita de manzana. Anímate para realizar nuevas tortas y disfrutar una merienda deliciosa.

Consejos: sirve las tortitas de manzana con sirope, mermelada, miel o con lo que más les guste a los niños.