Escucha esta nota aquí

Unas 50 películas de autores latinoamericanos formarán parte de la XXXV edición del Festival de Cine Latinoamericano de Trieste (Italia) y se podrán ver en línea del 7 al 15 noviembre, como una compensación para el cine de la región por los daños generados por la pandemia del coronavirus. 

"Lo que era una limitación, ahora es una oportunidad. Hemos pegado un salto increíble, porque vamos a poder llegar a un público inmenso de la Unión Europea y de toda América", explicó a la AFP el director del festival, Rodrigo Díaz.

Los filmes seleccionados serán proyectados a través de la plataforma Mowies, que exigirá un pago para poder acceder durante 48 horas tras entrar en la página web cinelatinotrieste.mowies.com.

"Es algo único para un festival. Los filmes que estarán online podrán ser visionados en todos los países de la Unión Europea, en Canadá, Estados Unidos y en toda América Latina. Es un gran esfuerzo que estamos haciendo, una promoción sin precedentes para el cine independiente latinoamericano", comentó Díaz, fundador del festival hace más de 30 años junto con el padre del llamado Nuevo Cine Latinoamericano, el fallecido cineasta argentino Fernando Birri.

Las películas serán proyectadas en lengua original y subtituladas en italiano e inglés.

En concurso
Son 15 películas, realizadas entre 2019 y 2020, las que participan en el concurso oficial, entre ellas tres de Argentina y de México, dos de Brasil, Chile y Venezuela y una de Colombia, Cuba y Perú.

Una de ellas es Identidad tomada, del recién fallecido cineasta mexicano Gabriel Retes, que critica con humor negro el mundo del cine, de los festivales y el plagio.

Argentina estará representada por La fiesta silenciosa, de Diego Fried; Emilia, de César Sodero; y La botera, de Sabrina Blanco.

Por su parte, el peruano Augusto Tamayo, guionista y director de 12 largometrajes, quien representó a Perú en los premios Óscar, participa con Sebastiana, la maldición, sobre la historia de una antepasada del siglo XVII, joven, hermosa y adinerada pero también despiadada.

Mientras tanto, los filmes venezolanos representan el cine de un país en crisis y el cubano Jorge Luis Sánchez compite con Buscando a Casal, sobre las presiones al poeta Julián del Casal en la época colonial por sus críticas al poder.

Literatura, poder y política

En la sección Cine y Literatura participan siete filmes sobre o con guiones del nobel de la Literatura Gabriel García Márquez, como Amores ilícitos, de Heriberto Fiorillo; Bituima 1780, de Luis Alberto Restrepo; y El alma del maíz, de Patricia Restrepo

En la sección contemporánea, 20 obras narran la América Latina de ayer y de hoy, entre ellos el impactante documental Nuestra bandera jamás será roja, del brasileño Pablo Guelli, filmado entre 2013 y 2019, en el que se denuncia la concentración de medios locales en Brasil y la escalada al poder de la extrema derecha del presidente Jair Bolsonaro.