Escucha esta nota aquí

No hay nada como comer un buen pedazo de pizza mientras miras tu programa favorito o cuando compartes un momento entre amigos. Si te gusta tanto quizá quieras conocer algunos datos curiosos sobre su historia. 

1. Su origen

Muchos autores afirman que la pizza, tal y como se la conoce en la actualidad, procede de Nápoles (Italia), tal es así que aparece como un plato popular entre los napolitanos, en algún momento del siglo XVII. La pizza nace de un alimento elaborado por los habitantes humildes de la mencionada ciudad.

2. Su nombre 

El término de pizza apareció, por primera vez, en un texto latino en una ciudad al sur de Italia, Gaeta, en el año 997 AC. En la Antigua Grecia se comía un pan aplanado parecido. Le llamaban “plakous” y lo saborizaban poniéndole hierbas, cebolla, ajo y queso por encima.

3. Su popularidad 
En el pasado, el tomate no formaba parte de las pizzas. Se comenzó a utilizar este vegetal luego que América fue descubierta. En 1889 se le agregó el queso. En sus orígenes, la pizza era concebida como el plato “de los pobres”. En 1889 la reina Margherita de Italia probó esta delicia y quedó maravillada encargando una con los colores de su país (el blanco de la muzzarella, el rojo del tomate y el verde de la albahaca). Así fue como su consumo se extendió a todos los estratos de la sociedad y por eso existe la pizza “Margarita” en su honor.

4. Pizza espacial
La pizza también se comió en el espacio. En 2001 astronautas de la Estación Espacial Internacional pidieron una pizza a una famosa cadena comercial y se la enviaron. Llevarla costó un millón de dólares y se hizo una publicidad sobre el evento.

5. La más cara 
La más cara del mundo es italiana, se llama Luigi XII, en honor al coñac Luis XII Rèmy Martin y cuesta alrededor de 8.300 euros. Fue creada por el chef Renato Viola y sus principales ingredientes son harina biológica certificada, sal rosa australiana, langosta, tres tipos de caviar, huevos de peces y coñac. 

6. ¿Por qué es bueno comerla?

Científicos italianos aseguran que comer pizza reduce el riesgo de cáncer. Al parecer, el secreto es el licopeno, un químico antioxidante de los tomates que protege contra el cáncer, causante del color rojo en este fruto.

7.- Teorema de la pizza 

Aunque cueste creerlo, existe el teorema de la pizza, y dicta que “la suma de las áreas de los sectores impares iguala a la suma de las áreas de los sectores pares. Se llama así porque se supone que una pizza cortada de esta manera tendrá partes iguales para todos.