Escucha esta nota aquí

Tras seis días del accidente en el que Alec Baldwin disparó un arma cargada mientras rodaba la película Rust, matando a la directora de fotografía Halyna Hutchins, aún no hay cargos ni detenidos, pero expertos legales anticipan que el famoso actor podría ser responsabilizado y acusado por el hecho.

Según los expertos, los fiscales pueden explorar dos vías para acusar a Baldwin: como el actor que apretó el gatillo durante un ensayo o como productor de la película.

Lo que juega a favor de Baldwin es que el ayudante de dirección Dave Halls le advirtió y entregó una "pistola fría", término usado en la jerga cinematográfica para afirmar que es un arma es segura.

Para que se considere el delito de homicidio involuntario tiene que existir una conducta imprudente. "Alec Baldwin no parece tener mucha responsabilidad... cuanto más alejado esté de la persona encargada del arma, menos probable es", dijo el abogado de defensa penal estadounidense Richard Kaplan.

Como productor

La película Rust tiene 12 productores acreditados y productores ejecutivos, uno de los cuales es Baldwin.

Los productores pueden ser desde la máxima autoridad en el set de rodaje hasta financiadores de la película. 

Hasta el momento se desconoce quién de esos 12 fue el encargado de contratar a los miembros del equipo de rodaje y quién se hacía cargo de aplicar las normas de seguridad

"Parece que Alec Baldwin es solo un inversor", considera el profesor de derecho de la Universidad del Sur de California, Gregory Keating.

Aparte de la investigación penal, los expertos consideran muy probable que la familia de Hutchins y el director de la película, Joel Souza, que también resultó herido en el tiroteo, presenten una demanda.

Las querellas serán probablemente contra la productora de la película, así como contra "cualquiera que haya estado en contacto con el arma", dijo el asesor jurídico Bryan Sullivan. 

Según Sullivan, Baldwin puede ser foco de cualquier demanda civil debido a su fortuna y porque su fama ayudaría a atraer la cobertura de los medios de comunicación.

Otros miembros del rodaje que podrían ser objeto de demandas son Halls y la armera de la película, Hannah Gutierrez-Reed, encargada de suministrar y mantener bajo custodia las armas en el set.

El sitio de entretenimiento The Wrap informó que los miembros del equipo habían estado utilizando las armas que provocó la muerte de Hutchins horas antes del incidente.

En última instancia, para cualquier abogado que represente a la familia del fallecido, el objetivo de la acción civil "no es personal", dijo Kaplan. "Solo intentan conseguir todo lo que puedan para la familia".

Comentarios