Escucha esta nota aquí

Anomalía, la nueva propuesta audiovisual del cine boliviano con una temática futurista, ya está en las salas de cine. La película está dirigida por Sergio Vargas en co-producción con el colombiano Felipe Morell.

La cinta relata la vida de María Ana, en el año 2058, una mujer de edad avanzada que perdió a Alesandro, su esposo, años atrás por una enfermedad terminal.

La protagonista llega a Memorias Corp, una empresa que brinda a sus usuarios la posibilidad de ver al detalle momentos específicos de sus vidas pasadas, permitiendo revivir recuerdos a través de la conexión con tecnología neurocientífica. Sin más espera, María Ana va todos los días a reencontrarse con Alessandro y revivir distintos momentos con el amor de su vida.

Sin embargo, un día ocurre una anomalía en el sistema que ocasiona que pierda todo su pasado.

La esencia de la trama

Este filme de ciencia ficción, romance y drama explora la obsesión y la ausencia de esperanza a través de la perspectiva de María Ana, una mujer adulta aferrada a sus recuerdos, incapaz de vivir un presente que le resulta ingrato por la pérdida de lo que más amó en su vida.

El devenir de la historia la conecta con Celia y Nikola, dos personajes opuestos y, a la vez, complementarios. Cada uno representa posturas respecto al destino: quienes lo aceptan con un conformismo angustiante, los que están obsesionados en cambiarlo y aquellos con determinación tan fuerte como para escribir el suyo.