Escucha esta nota aquí

La noticia de la muerte del gestor cultural Apolinar Paco golpeó fuerte en el ámbito cultural cruceño y también en la sociedad en general porque se trata de otra víctima del Covid-19 y de la crisis en la que el virus encontró a la población. Los familiares de Paco contaron que llevaban cuatro días buscando un tanque de oxígeno pero que, lamentablemente, cuando lo consiguieron Apolinar ya había fallecido tras una crisis respiratoria.

Brandon, hijo del organizador de la Feria del Libro de Autores Independientes, indicó que su padre tenía unos 10 días con la enfermedad y que con ayuda de los escritores del evento, era tratado por una enfermera y una doctora en su domicilio. Sin embargo, a las cuatro de la madrugada del sábado tuvo un ataque y los esfuerzos por reanimarlo fueron vanos. 

Mientras Apolinar todavía tenía pulso, cuenta Brandon que fue a un hospital público del centro en búsqueda de auxilio, pero le indicaron que no tenían espacio y le pedían una serie de papeles antes de tratar al paciente. A pesar de su reclamo tuvo que regresar sin ayuda a su casa, donde la vida de su padre se fue apagando lentamente. El tanque de oxígeno llegó varias horas después, fue demasiado tarde. 

Indignado y dolido, ahora recibió las cenizas de su padre y todavía no deciden dónde descansarán.

Comentarios