Escucha esta nota aquí

La berenjena es originaria del sudeste asiático. De allí la llevaron a los países árabes hace más de 2.000 años y luego al imperio romano. En la Europa medieval se la consumía de diversas formas y de ahí vino a América con la conquista española, donde se adaptó muy bien a la agricultura y a las mesas de los comensales.

Es una fruta, aunque algunos también la consideran verdura, de color morado intenso por fuera y blanco por dentro, puede llegar a medir hasta 30 centímetros de largo. Es rica en vitaminas A, B y C, tiene hidratos de carbono, fósforo, calcio, magnesio e hierro, además de agua. Se la come de diferentes maneras, como rellenas con carne, en ensaladas, al horno con queso, o en un rico escabeche, que hoy la chef Ingrid Domínguez enseña a preparar.

Ingredientes

* 6 berenjenas medianas

* 1 litro de agua

* 1 litro de vinagre de manzana

* Una taza de aceite

* 250 gramos de orégano 

* 8 dientes de ajos picados

* Sal gruesa

* Pimienta

* Ají deshidratado

Preparación

Lavar bien, pelar las berenjenas y cortarlas en rodajas de un centímetro de espesor. Colocarlas dentro un recipiente y ponerles, una por una, sal gruesa, para que queden bien empapadas. Dejarlas reposar por 40 minutos, para que pierdan su jugo, que es bastante amargo y si no se realiza este paso puede arruinar el resultado.

Colar el agua en una olla y agregarle el vinagre y algunas hojas de laurel. Ponerlas al fuego y esperar a que rompa el hervor. A partir de allí dejar cocinar 10 minutos más y escurrir el líquido.

Cuando se enfríen las berenjenas mezclarlas con el aceite, el orégano, el ajo, la pimienta y el ají deshidratado. Colocarle vinagre y ponerlas en envases medianos para conservar.

Al día siguiente ya se pueden consumir, pues se debe esperar a que el vinagre y las especias penetren la berenjena. Se la puede comer acompañando otros platos, con ensaladas, pan o simplemente sola. Es rica y muy saludable.