Escucha esta nota aquí

El chairo es uno de los platos bandera de la gastronomía paceña y una de las sopas andinas más sabrosas que tiene la cocina nacional. La historiadora y autora del libro "El gusto y los gustos de Bolivia", Rita del Solar tiene una versión de ella, la que ha sido incluida en el libro "Antología de la gastronomía boliviana", de Beatriz Rossells. 

En el mes de La Paz reproducimos la receta para el que quiera aventurarse en prepararla y degustar de ella.

Ingredientes:

3 cebollas raspadas

2 dientes de ajos machacados

1 espalda de cordero dividida por huesitos

½ kg de chalona (carne seca de cordero) cortada y machacada

1 taza de arvejas peladas

2 tazas de mote de maíz blanco remojado

1 taza de habas peladas sin la cascarilla interior

3 zanahorias picadas al hilo

4 ajíes verdes picados sin semilla

8 cucharas de aceite

8 papas picadas al hilo

1taza de trigo cocido

2 tazas de chuño remojado y golpeado

4  cucharadas de cebolla verde picada fina

1 cucharada de óregano desmenuzado

1cucharada de huacataya picada

1 cucharada de hierbabuena picada (o una cucharada de hojas de menta fresca, picada)

1 cucharada de perejil picado

Para acompañar:

2 tazas de tiras de cuero de cerdo fritas como chicharrón

2 tazas de queso blanco fresco picado en cuadraditos

1 taza de locotos picados en cuadraditos menudos

½ taza de hierbabuena picada

½ taza de huacataya picada

½ taza de quirquiña picada

½ taza de perejil picado

½ taza de ulupicas

Preparación:

En una olla con bastante agua, hervir la espalda del cordero y la chalona cortada en trozos. Aparte calentar una sartén con el aceite y freír la cebolla, el ajo, la zanahoria y el ají. Cuando estén ligeramente sofritos, agregarlos a la olla. Hervir por cinco minutos y añadir las habas, las arvejas. Hervir por 20 minutos. Añadir el trigo y el mote. Cocer por cinco minutos. 

Agregar el chuño remojado y machacado, la papa, la cebolla verde, la huacataya, la hierbabuena, el orégano, la sal y la pimienta. Cocer por 10 minutos o hasta que el cordero esté tierno. 

Servir en platos de arcilla con cuchara de madera con los acompañamientos presentados en pequeñas fuentes individuales para que cada persona coloque en su plato la cantidad deseada.