Escucha esta nota aquí

Todo ocurrió tan  rápido. Ayer, lunes 28 de diciembre, México lloró muy temprano la muerte de uno de sus máximos exponentes musicales, Armando Manzanero, y, sin tiempo ni condiciones para una despedida, el artista fue cremado casi de inmediato y en la noche era trasladado desde Ciudad de México hasta Mérida, su tierra natal.

Desde todos los rincones de su país, los seguidores del artista de 86 años salieron a sus ventanas a interpretar una de las canciones más importantes de su inspiración, Esta tarde vi llover, por convocatoria de la Sociedad de Autores y Compositores de México.

Según reporta el diario El Universal, casi a la misma hora, la urna del cantautor se embarcaba rumbo a Mérida, Yucatán, transportada por su hija mayor, María Elena Manzanero.

Ya en destino, María Elena utilizó una salida alternativa del Aeropuerto Internacional de Mérida para evitar a los medios de comunicación.

El Universal asegura que las cenizas del célebre compositor de grandes temas como Somos novios o Contigo aprendí podrían ser instaladas en el museo Casa Manzanero, que él mismo inauguró el 12 de diciembre.

También señala que habrá una ceremonia privada en honor del 'rey del romanticismo', pero solo asistirán familiares.

Causa de la muerte

En las últimas horas, la familia del compositor aclaró que su muerte no se debió a un paro cardiaco, sino fueron los riñones los más afectados por el Covid-19 y que no resistieron.


Comentarios