Escucha esta nota aquí

No lo oculta, detrás de esa hermosa y sensual mujer de ojos azules todavía vive escondida una niña que sentía inseguridad por su imagen. Anahí, la famosa actriz, cantante y modelo mexicana de 37 años, reveló hace casi dos décadas que tuvo anorexia nerviosa, pero fue hace unos días que recién compartió qué desencadenó la enfermedad que la llevó al borde de la muerte.

Durante una entrevista con el conferencista mexicano Daniel Habif, Anahí reveló que los comentarios negativos sobre su físico de un productor de Televisa fueron el detonante de su trastorno alimenticio.

“Cuando yo estaba muy chiquita, adolescente, como a los 13/14 años, una vez en Televisa, un productor que iba a ser el productor de A mil por hora, que después fue Pedro Damián, me dice: ‘Oye Anahí, tú quieres ser la protagonista de esta novela pero la protagonista tiene que estar flaquita, no puede ser gordita’", recordó la ex RBD.

Aunque no dio el nombre del productor, reveló que el comentario afectó mucho su autoestima, y que luego otros colegas reforzaron el daño.

En los mismos programas se burlaban de mí y de mi problema, en los mismos programas en los que se suponía que yo era de casa, entonces también eso no estaba padre. Mucha crueldad para una niña de 13/14 años. Estuvo duro. La verdad fueron años duros porque me acuerdo que llegaba a los programas y me ponían comida para ver qué hacía. Muy fuerte”, mencionó, según recoge el diario Mileno.

En 2001, Anahí confirmó lo que tanto se comentaba, su anorexia, que había llegado a tal extremo que pesaba 36 kilos y presentaba problemas de dientes, uñas, cabello, piel y su corazón dejó de latir por ocho segundos.

Tras sobrevivir, la artista se propuso recuperarse y ayudar a jovencitas que padecían el mismo problema, con documentales, campañas de concientización y entrevistas en las que no calló detalles de las consecuencias. 

Hoy la modelo vive un feliz matrimonio con el político Manuel Velasco, con el que tuvo dos hijos.