Escucha esta nota aquí

El Boeing 787 Dreamliner Kestrel es el avión más lujoso del mundo y está destinado al mundo de los negocios, en sus amplios espacios no solo se puede descansar también se pueden llevar a cabo reuniones importantes.

El avión tiene 220 metros cuadrados y ha sido rediseñado por la empresa Krestal Aviation que ha tomado un Boeing común para transformarlo en un departamento de lujo que vuela por los aires.

Krestal transformó esta nave gracias a la ayuda de Pierrejean Design Studios y a Greenpoint Technologies, según señala la web Gizmodo y ha logrado un amplio espacio en que pueden volar solo 39 personas.

La autonomía de vuelo del avión es de 17 horas y su precio es de 325 millones de dólares. Cuenta con habitaciones, salas de reuniones, pantallas gigantes y baños con ducha, entre algunas cosas. 

Mira en la parte de arriba un álbum con fotografías de este avión de ensueño.