Escucha esta nota aquí

La joven iraní Sahar Tamar, de 19 años, se hizo conocida alrededor del mundo por compartir en Instagram fotografías en las que, con efectos de cirugías y maquillaje, se parecía a la actriz Angelina Jolie. Gracias a ello, medios de todo el mundo cubrieron la existencia de la versión 'zombie', como la apodaron los internautas, de la diva de Hollywood.

Lamentablemente, Sahar se hizo tan popular que hasta las autoridades de su país se enteraron de su existencia y la acusaron de corrupción y blasfemia, y la condenaron a 10 años de prisión. 

La reclusión duró 14 meses, según informa el medio Daily Mail, que mostró imágenes de una reciente entrevista de la instagramer al canal de TV Rokna, en la que la joven cuenta que fue liberada bajo fianza, pero lo sorprendente es que parece otra persona

El medio estatal iraní todavía no emitió la entrevista, pero compartió un resumen en su portal web, de poco más de un minuto, en el que la joven cuenta que no volverá a las redes sociales y que pensó que hacía lo correcto con sus imágenes. "Lo que viste en Instagram fueron los efectos de computadora que usé para crear la imagen".

Tabar también dijo que había buscado la fama de Instagram porque "quería ser famosa desde que era niña". "El ciberespacio fue una forma fácil. Fue mucho más fácil que convertirse en actor", expresó.

Después de pasar por prisión, la joven declaró que no volverá a las redes. "Estoy segura de que ya ni siquiera pondré Instagram en mi teléfono, y mucho menos tener una página".

El Daily Mail menciona que grupos de derechos humanos han denunciado el largo historial de Irán de transmitir confesiones escenificadas en canales de televisión administrados por el gobierno.

Precisamente el gobierno indicó en sus medios que Tabar fue arrestada por "numerosas solicitudes del público" y la acusó de blasfemia, incitación a la violencia, obtención de ingresos por medios inapropiados y fomento de la corrupción entre los jóvenes.

"No me parezco a estas fotos retocadas en este momento", dijo a Rokna y negó querer parecerse a Angelina Jolie, más bien dijo que se inspiró en un zombi de la película de Tim Burton El cadáver de la novia.

Su cuenta de Instagram, que tenía 486.000 seguidores, fue eliminada después de su detención. Sin embargo, hay múltiples cuentas de fanáticos y seguidores que aún comparten sus imágenes.

Finalmente, en la entrevista Tabar dijo que su madre había intentado evitar que cambie su apariencia, pero que había continuado en la búsqueda de 'me gusta' en Instagram.

"Vi que la gente seguía lo que yo hacía y, cuando aumentaron los me gusta, sentí que estaba haciendo lo correcto", concluyó.



Comentarios